Espectáculos | 12 de FEBRERO de 2017 | 15:02

Chaya 2017: Con la luna de testigo, miles de personas asistieron al predio del Autódromo

La tercera noche del Festival Nacional de la Chaya 2017 contó con la presencia de Facundo Toro, Nacho y Daniel, Los históricos Cuty y Roberto Carabajal, la voz inigualable de Natalia Barrionuevo, Pica Juarez presentó nuevo repertorio y hubo un cierre a toda fiesta con los Sacheros.

Tras una jornada calurosa vivida por todos los riojanos en cada una de las chayas barriales, y como dice la copla "... y en la nochecita, el gran festival..." el predio del autódromo de la ciudad de La Rioja vibró como en las mejores tardes de los domingos tuercas.


La presencia de los artistas de trascendencia nacional como Facundo Toro, Nacho y Daniel y Roberto y Cuty Carabajal, más la actuación de los riojanos Natalia Barrionuevo, Pica Juárez, revivieron también el espíritu chayero que había intentado aplacar la lluvia las primeras dos noches.

Pasadas las 21.00, el telón imaginario se abrió y comenzó la fiesta. Teresa Galván, joven cantora riojana que tuvo la difícil tarea de encender el fuego chayero. El ex integrante de Challay Huasi, Justino Scaltritti, seguido por Los Yacampis; que volvieron a conformar el grupo luego de mantenerse alejado por varios años fuera de los escenarios, recordaron las coplas de José Jesús Oyola.

Las primeras Sayas estuvieron presentes con Yohana Carrizo, seguido del grupo ‘De Mis Pagos’ y ‘Chaín Nacuzi’. La euforia del público estalló al momento de subir al escenario el pequeño Bautista Martínez, revelación en el Chayero Sanagasteño.

La chaya inédita ganadora del certamen pre-chaya, “Me’i de Machar”, escrita por Julio Olivera Chazarreta con la música de Camilo Matta, fue interpretada por José González que se ganó el aplauso del público que comenzó a colmar la capacidad del predio.

El catamarqueño Emilio Morales, ovacionado por el público chayero, dio paso a Los Olivareños, que continuaron con una excelente temporada actuando en los grandes escenarios.

La brillante apertura de la noche estuvo a cargo del Ballet Oficial, bajo la dirección de Ricky Pashkus y la coreografía de Carlos Medina, quienes presentaron un cuadro de danza emulando el famoso camión de Germán Nieto, con la canción interpretada por Sergio Galleguillo de fondo.

El cuadro fue variando en coreo como en música, y así sonó luego una selección de chayas de José Jesús Oyola, interpretada por Natalia Barrionuevo. Seguidamente apareció la voz de la Bruja Salguero con "Lucero Cantor" y nuevamente Sergio Galleguillo con su versión de "Carnaval en los barrios", para dar paso al histórico saludo del maestro de ceremonias, Homero Coronel Montes, dejando inaugurada la tercera jornada ante un escenario chayero inmejorable con harina por los aires, ojos brillosos de alegría ante los destellos de los fuegos de artificio, baile para dar la bienvenida a una nueva noche.

Tras la apertura se sucedieron las excelentes actuaciones de Pica Juárez, que presentó sus composiciones, entre ellas "De noche y albahaca", "Acarreando soledades", presentó su nuevo tema "tutunchi tunchi" y finalizó con "Llorando estoy".

El pequeño Bautista Martínez que volvió a cautivar al público con su histrionismo e inocencia, cantando potentes versiones del cancionero popular argentino entremezclado con populares chayas; la consagrada Natalia Barrionuevo, que dentro de su repertorio intercaló composiciones de Pica Juárez con chayas populares de José Jesús Oyola, más su reconocida versión de "Déjame estar", de Alfredo Ábalos.

En tanto, el Negro Cortéz, reivindicó su vigencia musical al interpretar el cancionero popular riojano para el delirio de los presentes.

La cuota de chacareras fue saldada de la mano de Cuty y Roberto Carabajal, que entonaron las canciones más célebres de su tierra. Sonaron así "Déjame que me vaya", "Entre a mi pago", "Entra a mi hogar", entre otras, que agitaron a los bailarines que desplegaron sus pasos por todos los rincones del predio.

Otro de los números esperados fue Facundo Toro, quien renovó su cariño con el público chayero y cumplió con las expectativas de la gente. Hubo zambas, chacareras y hasta cumbias. Hizo bailar a todos como es su costumbre y hasta se animó a meterse entre el público a cantar.

El dúo integrado por Nacho Prado y Daniel Campos, complacieron a sus seguidores con una selección de clásicos de la época de Los Guaraníes. Canciones que fueron coreadas y multiplicándose hasta el final del predio. Se escucharon los clásicos "Lamento mataco", "Tutú, el último cantor", "El aventurero", "Hasta el cansancio", "Tocamelo una chacarera", entre otros.

Antes de concluir con su presentación, llegó la sorpresa cuando Campos y Prado invitaron a Facundo Toro, con quién integran el trío 'Nombradores del Alba', en homenaje a los legendarios grupos Cantores del Alba y Los Nombradores. "Mantelito blanco", "No me toquen ese vals" y "Adoración", fueron los temas que interpretaron para terminar de conquistar a múltiples generaciones.

Minutos más tarde, en conferencia de prensa, los vocalistas subrayaron el profesionalismo con que se lleva adelante el festival de todos los riojanos. Remarcando la organización, sonido, camarines, prensa, entre otros aspectos. "A mí me tiemblan más las piernas cuando me subo al escenario de la Chaya que cuando subo a Cosquín", dijo Nacho Prado.

La noche continuó su ritmo con las actuaciones de Los Cardenales, Los de Samay Huasi, Fama Trío, Alejandro Roldán, Supay Norteño, Los Primos y Los Sacheros, quienes dejaron su huella en la tercera luna chayera cerrando la madrugada del domingo

sidiunlar