Cultura | 03 de OCTUBRE de 2017 | 07:10

Silvia Zerbini es la nueva directora del ballet Folklorico Nacional

"Es una bella coronación para una carrera intensa", dijo al enterarse de la decisión del jurado.

La bailarina, docente y coreógrafa Silvia Zerbini, una de las referentes de la renovación de la danza argentina a finales de los ‘80, es la nueva directora del Ballet Folklórico Nacional.

Su propuesta, presentada junto al bailarín Mariano Luraschi _nuevo vicedirector_ fue señalada entre numerosas propuestas en la tarde ayer por el jurado que tuvo a su cargo la decisión.El cuerpo, fundado por Santiago Ayala "El Chúcaro y Norma Viola, se encontraba desde hace meses sin director.

"Es una bella coronación para una carrera tan intensa", alcanzó a decir anoche, en medio del entusiasmo y celebración por la merecida designación.

El punto de partida de su historia comenzó en Ramos Mejía, y siguió en Villa Carlos Paz, a donde se mudó con su familia cuando tenía 9 año, donde hizo sus primeros pasos en la danza. Vivió luego en Córdoba, Villa Allende y, desde hace casi tres décadas, en Chilecito, La Rioja. Allí fue convocada para dirigir el ballet de esa ciudad.

Es una de las grandes referencias de la danza folklórica argentina, y ha construido su camino andando junto a notables (integró los ballets de "El Chúcaro" Santiago Ayala, de Miguel Ángel Tapia, el Oficial del Festival de Cosquín; acompañó a Jorge Cafrune en la gira De a caballo por la patria, entre otras), a veces sola, o con compañeros de ruta como Jorge "el Negro" Valdivia.

"Como todos, en algún momento, quise volar, y la danza me acerca esa sensación. Pero también es esa mágica entrega que se construye en el compartir del amor, esa desnudez sagrada que no se puede ni se debe controlar, esa intimidad con mundos sutiles, esa sensación de ser dueña del aire y crear otra realidad. Por sobre todo, siento que cuando bailo me desnudo y me construyo en un acto de amor... Soy hoy y soy memoria; soy territorios e historia...".. Esas palabras nos decía en una entrevista de hace un par de años.

"He estudiado todo tipo de danzas: clásicas, modernas, folklóricas: "¿Y todo para qué?: para poder bailar bien medio gato".

Silvia Zerbini la transitado la vida con el cuerpo, el corazón y la mente atrapada por la danza argentina. Siempre tiene un pañuelo en la punta de los dedos, como una mariposa a punto de desplegar sus alas.

Fuente: La Voz del Interior

sidiunlar