Policiales | 27 de NOVIEMBRE de 2017 | 11:11

Chilecito: Detienen y separan de la fuerza a los policías denunciados por apremios ilegales

El secretario de Seguridad Luis Angulo informó en Salí Con La Red que los efectivos fueron captados por las cámaras de seguridad de la Comisaría y aclaró que asuntos internos investigará el grado de responsabilidad que tuvo el Jefe de Servicio y quienes en ese momento se encontraban a cargo de la dependencia policial.  

 

El Secretario de Seguridad de la provincia confirmó que no todas las dependencias policiales de la provincia tienen cámaras de seguridad, y que no siempre se informa de su implementación “para cuidar la institución”.

Por su parte, Angulo recordó que fue informado de lo sucedido a través de la Jefatura de policía, e inmediatamente se le comunicó al agente fiscal y a la jueza Illanes.

“En primera instancia la institución tomó conocimiento a través de la Dirección de Seguridad, y se determinó el arresto preventivo de los efectivos policiales implicados en el procedimiento en el que se lo detiene al joven Gaitán, que fue corroborado por las imágenes captadas por las cámaras de seguridad” remarcó Luis Angulo.

Respecto de la denuncia que presentaron los familiares del joven agredido, el funcionario detalló: “El juez de turno interiorizó a los familiares, ya con intención de denunciar y lo hicieron ante la fiscalía, luego fue examinado por los médicos que acreditaron las lesiones”, y agregó: “Las imágenes de la cámara de seguridad y que fueron aportadas al fiscal y a la jueza”.

“El sumario administrativo se inició inmediatamente y posteriormente se ordenó la detención de cuatro personas, tres hombres y una mujer, que se encuentran detenidos en el cuerpo de Infantería y en la Comisaría del Menor y la Familia”, precisó Angulo.

Por otra parte, el funcionario provincial indicó: “Al parecer no sabían que estaban las cámaras,porque fueron colocadas en el lugar en el que ingresan las personas detenidas, que es donde siempre hay problemas”.

“Los apremios ilegales son agresiones que no corresponden y se repudia inmediatamente, por eso hemos actuado de esa manera”, subrayó Angulo, y adelantó que serán separados de la fuerza y suspendidos en sus funciones hasta que se determine su grado de responsabilidad penal y administrativa.

En referencia a los casos de muertes en las comisarías que no fueron esclarecidos, Angulo sostuvo que de haber contado con cámaras de seguridad podrían haberse resuelto, y apuntó: “Muchas veces, al no tener evidencia de lo que se denuncia, pueden decir cualquier cosa, como muchas veces ocurre”, y destacó: “Las cámaras de seguridad ayudan muchísimo, sirven para seguridad del funcionario policial y para seguridad de la persona que ha cometido el delito”.

Respecto de lo común de las denuncias por apremios ilegales en las comisarías, y de la naturalización de estas prácticas, Angulo aclaró: “Cuando se ingresa al instituto, tienen toda la capacitación dirigida al respeto y a la capacitación de todo lo que tiene que ver con los derechos humanos, cómo deben ser tratadas las personas, en qué caso deben ser detenidas, el uso de las esposas, pero nunca una cosa así, eso va en contra de todas las capacitaciones que se les dictan todo el año”.

“Nos llamó la atención el grado de violencia y la reacción, lo que Asuntos Internos está tratando de determinar porque han reaccionado así si solamente se trataba de una contravención”, aseveró el Secretario de Seguridad, y remarcó que las cámaras solo tomaron la agresión de los efectivos y la pasividad del resto de efectivos que se encontraban observando la escena.

“La investigación apunta más allá de la intervención de los implicados directamente al que estuvo de turno y el grado de responsabilidad que tuvo el jefe de servicio”, concluyó Luis Angulo, Secretario de Seguridad de la provincia.

sidiunlar