Nacionales | 08 de ENERO de 2018 | 13:01

Érika Lederer: "Rechazamos cualquier beneficio para los represores"

"Si a los genocidas les van a dar beneficios y devolver favores políticos, iremos nosotros a buscarlos", sentenció Érika Lederer, hija de Ricardo Lederer, e integrante de la agrupación Ex Hijxs e Hijxs de Genocidas, que estuvo presente en las movilizaciones y escraches que sucedieron contra Migue Etchecolatz este fin de semana en Mar del Plata, donde el represor goza su prisión domiciliaria. "Cuando no hay Justicia y hay mucho dolor, la sociedad toda sale a buscarla", advirtió. 

Lederer, hija de quien fuera segundo jefe de la maternidad clandestina que funcionó en Campo de Mayo, rechazó "cualquier beneficio que se les otorgue a torturadores, violadores y represores" tras participar ayer por la tarde del "Siluetazo", última acción de un fin de semana nutrido de escraches contra el exmano derecha del represor Ramón Camps. 

La agrupación Ex Hijxs e Hijxs de Genocidas es uno de los grupos que desde el año pasado se incorporaron como nuevo actor en la lucha por Memoria, Verdad y Justicia, rompiendo el pacto de silencio de los represores extendidos a sus familias. Lederer recordó el "miedo, estupor y horror", que sintió Mariana Dopazo, hija de Etchecolatz, cuando se enteró del beneficio que el Poder Judicial le otorgó a su padre. Dopazo, que también integra la agrupación de hijos de represores, sostuvo que "un delito de lesa humanidad no puede verse beneficiado".

"Esto que hacemos nosotros es también educar y que sepan qué fue lo que sucedió, siempre con la verdad", reivindicó Lederer el rol que asumieron como hijos de represores y denunció:  "Los que en los años `70 hacían las listas negras, son los que hoy están en el poder".

Fuente: Página 12

sidiunlar