La columna de Mattias Meragelman | 11 de MARZO de 2018 | 07:03

Una caja de Pandora

El recorrido de la política riojana genera internas permanentes, conflictos latentes y a lo lejos aparece una esperanza. Como en el mito griego, nuestra realidad es una caja llena de sorpresas.

El mito griego cuenta que Zeus se enojó con Prometeo por haberse robado el fuego y dárselo a los humanos. Cuando el hermano de Prometeo se casó, la bronca del principal Dios de la mitología griega no se había pasado y como regalo de bodas le llevó una extraña caja.

Ese recipiente cerrado (que algunos historiadores sostienen era una tinaja y no una caja), fue otorgada a Pandora, la flamante esposa. La curiosidad se impuso y la recién casada abrió la caja que contenía todos los males del mundo, cuando alcanzaron a cerrarla, solamente quedó en el fondo de ella la esperanza.

Miles de años después el mito es aplicable a la tierra de los caudillos, la harina y el calor intenso. El devenir de la política riojana está tomando un derrotero que es difícil de explicar y directamente imposible de predecir.

En materia institucional seguimos presos de la incomprensión del oficialismo de manejar la administración pública entendiendo la necesidad de aplicar criterio y claridad.

Esta semana se conoció que desde hace dos meses aumentó la tarifa del servicio concesionado de agua. La SAPEM Aguas Riojanas aplicó un incremento del 60% que se visualizará en las boletas en seis cuotas de un 10% extra en cada periodo facturado.

El aumento está claramente justificado en la suba que tuvo el costo energético en los últimos dos meses (la energía representa el 90% del cuadro de costos de la empresa concesionaria del agua), pero la forma de su aplicación es injustificable.

Nunca anunciaron la medida, trascendió por los medios y recién dos meses después de que ya estaba implementada.

Aquí también hay un error de estrategia, el Gobierno paga dos veces el costo político del incremento: una vez por la suba en si misma (nadie nunca se pone contento por pagar más) y otra por la inentendible decisión de no avisarle a la población que el cuadro tarifario cambió.

El problema no es Aguas Riojanas, porque la misma falta de criterio se vivió con la venta de la SAPEM Granjas Riojanas (esta semana se supo que se vendió en 10 millones de dólares, pero todavía no se conoce cuánto se invirtió desde el Estado en ella) o en la sorpresiva suba de la tarifa del transporte público.

Ese criterio tampoco se observó en el municipio de la Capital. La gestión comunal decidió asfaltar el micro centro de la ciudad en la semana del comienzo del ciclo lectivo.

No caben dudas que las arterias del centro de la ciudad necesitaban el trabajo que se está realizando, pero elegir la primera semana de clases para cortar la avenida Rivadavia habla de una equivocación en el manejo de los tiempos. Y ni hablar de la polémica que Aguas Riojanas y la comuna vienen manteniendo por la rotura de un caño en la avenida recién pavimentada y su posterior reparación.

Interna:
En lo político La Rioja también da sorpresas.

Desde hace 15 días los diputados provinciales Teresita Madera y Ricardo Quintela vienen promocionando que van a cumplir con su promesa de campaña y que en la ciudad Capital habrá boleto estudiantil gratuito.

La premura de ambos dirigentes no cayó muy bien en la Casa de las Tejas, porque el anuncio lo pretendía realizar el propio gobernador Sergio Casas en la apertura de sesiones del 1 de marzo. El Gobernador lo dijo en su extenso discurso, pero la medida no tuvo impacto porque los propios diputados del oficialismo ya lo habían anticipado.

Sin embargo, el problema no terminó allí. El viernes por la tarde el ministro de Hacienda de la Provincia, Ricardo Guerra, emitió un comunicado de prensa en el cual evaluó como innecesario el Boleto estudiantil, porque “la aplicación de la tarjeta SUBE ya significará importantes descuentos” y reclamo que se tenga una mirada más federal que incluya los problemas del interior de la Provincia. 

Resumiendo: dos diputados del oficialismo hicieron público algo que quería anunciar el Gobernador, el mandatario provincial lo dijo en su discurso de apertura de sesiones y el ministro de Hacienda aseguró que la medida es innecesaria. Todo eso pasó en diez días.

No hay que ser muy sagaz para leer en clave de interna el ir y venir del anuncio del Boleto estudiantil. Madera, Guerra y Quintela son tres nombres con peso propio y que pelean por ser el candidato/a del oficialismo en 2019, veremos varias situaciones similares más en los próximos meses.

Inclusive la Cámara de Diputados será otro espacio en el cual este tema traerá varias disputas aparejadas, porque un grupo de legisladores peronistas del interior ya anticiparon que no comparten la idea de que el beneficio solamente llegue a los estudiantes de Capital. Allí también habrá varias idas y vueltas.

Todos los gobiernos del mundo tienen internas, celos y reacomodamientos permanentes, lo que quizás distingue a la política riojana es que esas diferencias se expongan de manera pública.

 


Más allá de las modas y los compromisos virtuales (que a veces no pasan de colocar un me gusta para quedar bien), es interesante pensar la evolución de la sociedad riojana.


 

Cobos:
Esta semana también quedó expuesta la ruptura (¿definitiva?) del vicegobernador Néstor Bosetti con el oficialismo provincial.

En Radio La Red, el segundo hombre en la sucesión gubernamental dijo: “Yo a Sergio lo respaldo en un 100%, creo que si él quisiera se vería otro tipo de respaldo hacia mí".

Bosetti nunca creyó en la autonomía política de los embates que los diputados del oficialismo realizaban contra su figura, pero siempre tuvo la precaución política de diferenciar al Gobernador para intentar no llevar más lejos la crisis. Esa distinción se acabó.

El Vicegobernador no renunciará a su cargo y se mantendrá en él como una forma de resistencia política. En su entorno analizan que el proceso de victimización al cual lo están sometiendo desde el oficialismo lo potencia políticamente ante ciertos sectores sociales anti bederistas.

Bosetti mantiene contactos periódicos con algunos dirigentes opositores y ese acercamiento se profundizará en las próximas semanas. No está claro cuántos votos le puede sumar a la oposición su espacio (en las últimas elecciones tuvo un magro resultado en la Capital), pero su apoyo mediático no es un elemento para despreciar.

Además de la cuestión política, el Vicegobernador agregará el tramo judicial a este conflicto, porque en las próximas semanas denunciará a la diputada Adriana Olima por usurpación de cargo público y se viene una nueva instancia en Tribunales de la interna de la Cámara de Diputados. 

La esperanza:
Cuenta el mito que cuando Pandora logró cerrar la caja, dentro de ella solamente había quedado la esperanza. De allí la frase que la esperanza es lo último que se pierde.

Esta semana miles de riojanos caminaron las calles reclamando por la igualdad entre los hombres y las mujeres, muchos de ellos agregaron el reclamo por el aborto libre, gratuito y legalizado y también se incluyó el debate por la discriminación salarial que sufren las mujeres.

Más allá de las modas y los compromisos virtuales (que a veces no pasan de un me gusta para quedar bien), es interesante pensar la evolución que la sociedad riojana está teniendo.

En los últimos seis años se pueden mencionar varias movilizaciones masivas y con reclamos concretos, aunque es cierto que no todos los temas provocan el mismo compromiso.

Sin embargo, lo que pasó el jueves fue histórico, fue un paso hacia adelante que no se puede dejar de mencionar. Si las calles están llenas de seres humanos que reclaman igualdad, como sociedad hay esperanza de que podemos mejorar.

prevencion salud
Ingreso Unlar
sidiunlar