Educación | 28 de MAYO de 2018 | 12:05

Calderón aseguró que la resolución ministerial 1254/2018 no implica un recorte de incumbencias

El Rector de la Universidad Nacional de La Rioja aclaró que la resolución 1254/2018 del Ministerio de Educación de la Nación, regula las actividades de exclusividad para un grupo de carreras, pero no significa que no puedan ser compartidas con otras carreras que son de reciente creación.

El rector de la UNLaR, Fabián Calderón, dio detalles del alcance de la resolución 1254/2018, ante el planteo de los Consejos Profesionales de Ingeniería y la Federación Universitaria de Buenos Aires, quienes sostienen que “buscan recortar atribuciones y contenidos para degradar las carreras de grado de las universidades públicas y favorecer así a las universidades privadas y el pase de contenidos a los posgrados pagos”.

En ese sentido, el Rector de la casa de altos estudios manifestó en Salí Con la Red: “Hay un acuerdo que en el año 2009, que se estableció en un plenario de rectores, en donde se aclara empezar un trabajo de fijación de actividades profesionales reservadas a quienes obtengan los títulos que están incorporados en el artículo 43”.

“El sistema universitario en este tiempo ha devenido en una situación de cátedras de las que están en el artículo 42 y en el artículo 43. A partir de esa definición se establece que hay que fijar cuales son las actividades profesionales reservadas sin perjuicio de que otros títulos incorporados o que se incorporen a dichos regímenes puedan compartir algunas de ellas”, detalló Calderón.

Por otra parte, el Rector de la UNLaR señaló: “La mayoría de las carreras universitarias están en el artículo 42, significa que las universidades en el marco de su autonomía pueden definir, crear y dictar carreras que emitan su título y tengan su reconocimiento oficial, que es para lo que la universidad hace las gestiones para obtener la resolución ministerial”.

“Las carreras que están en el artículo 43 es un subconjunto de títulos, son las declaradas de interés público, aquellas que ponen en riesgo la salud, la seguridad y los bienes de los habitantes”, agregó Calderón.

A su vez, el Rector de la casa de altos estudios explicó: “Estas son las reguladas por el estado, y que además de la resolución ministerial deben tener las acreditaciones en la CONEAU, que es el organismo que, según la ley de Educación Superior, define los estándares y cuales son las condiciones que se deben garantizar para lograr esa aprobación”.

“En esa definición están los alcances de los títulos, que son actividades profesionales, las que antes se llamaban incumbencias, ahí las universidades definen el perfil del título y el contenido, y luego, a través de estos alcances, la provincia tiene ese poder de policía, les delega a los Consejos Profesionales para que lleven adelante el ejercicio profesional a través de las matrículas” recordó Calderón.

Asimismo, el Rector de la UNLaR remarcó: “Las universidades definen los alcances de esos títulos y las provincias definen con sus consejos profesionales el ejercicio de las mismas”, y continuó: “Cada título tiene un subconjunto limitado de actividades que necesitan y deben ser tuteladas y reguladas por el estado, en el sentido en el que deben acordarse como se vino haciendo, con decanos, universidades y Consejos Profesionales, cuales son el subgrupo de de carreras que deben ser reservadas para una determinada carrera que deben tener el acuerdo el Ministerio de Educación y el Consejo Universitario, y dentro de esas actividades reservadas hay que ver cuales son las que ponen en riesgo la salud, la seguridad y los bienes de los habitantes”.

“Lo que hace esta resolución es regular y decir cuales son las de exclusividad para aquella carrera pero que no significa que puedan ser compartidas con otras carreras que son de reciente creación”, indicó Calderón, y apuntó: “No hay un recorte de incumbencias, no se cercena ninguna habilitación profesional de las que ya tienen”.

Respecto del alcance de la resolución, el titular de la casa de altos estudios añadió: “Lo que hace esta resolución es que aquellas carreras que figuran en el artículo 43 y que generalmente y como fueron las primeras son las de ingeniería, se definió cuáles son las actividades reservadas”.

De la misma manera, Calderón precisó: De un grupo de 20 actividades se definieron entre 5 y 6 las reservadas para esa carrera, para que puedan ser reconocidas en el marco de las carreras que están en el artículo 43, pero que dejan de tener la exclusividad, en ese marco, porque algunas de esas actividades se solapan las que tienen las nuevas carreras que están en el artículo 42”.

“Ingeniería química o ambiental tienen actividades que se solapan con la licenciatura en gestión ambiental, que están en el artículo 42 pero tiene actividades que se solapan con las que están en el artículo 43”, afirmó el Rector de la casa de altos estudios, y destacó: “Lo que hizo esta resolución es permitir que las que están en el artículo 42 puedan llevar adelante estas actividades reservadas, que dejan de tener exclusividad en un grupo para que puedan incorporarse estas nuevas”.

En cuanto a otros fundamentos para dictar la resolución 1254/2018, Calderón sostuvo: “Hay nuevas carreras, porque el sistema universitario ha crecido, y esta es una discusión que se viene llevando desde hace un tiempo en donde se crean nuevas carreras, para las que está acreditado que no pueden tener el mismo alcance, pero si tienen actividades que se solapan con las del art 43; entonces, mediante esta resolución, se les quita la exclusividad a un grupo de carreras para que otras puedan ser incorporadas”.

“Los cuestionamientos que surgen por parte de los Consejos Profesionales de Ingeniería o de la UTN es preguntar y trabajar cuáles son esas actividades reservadas que tienen otras carreras y dentro de las cuales las ingenierías no estarían contempladas para poder precisar y seguir trabajando sobre las que se creen que no han quedado incluidas”, dejó en claro el Rector de la UNLaR.

En referencia al espíritu de la polémica resolución, Calderón concluyó: “Es un avance en el sistema universitario porque incluye a las nuevas carreras, y es una discusión que se da en el marco de consensos y acuerdos que están planteando abrir los alcances de las carreras más nuevas”.

andina
sidiunlar