Información general | 10 de JUNIO de 2018 | 10:06

“Pepe” Mujica recibió el título “Doctor Honoris Causa” de la UNLaR

En una Sala Académica “Oscar Quiroga Galíndez” totalmente colmada, el ex presidente de Uruguay, José ‘Pepe’ Mujica, recibió la máxima distinción académica que otorga la Universidad Nacional de La Rioja, el título “Doctor Honoris Causa”.

Este emotivo, simbólico e histórico acto, estuvo presenciado por el rector de la Casa de Altos Estudios, Fabián Calderón, el gobernador de la provincia, Sergio Casas, el intendente de Capital, Alberto Paredes Urquiza, diputados provinciales, el vicerrector de la UNLaR, José Gaspanello; cuerpo de concejales de Capital, autoridades del gobierno provincial, municipal y de la Universidad, gremios ATUR, SIDIUNLaR, ARDU y AMP; autoridades del Colegio Preuniversitario “General San Martín”, del hospital Escuela y de Clínicas “Virgen María de Fátima”, miembros de la Colectividad Uruguaya de La Rioja, referentes políticos, sociales, culturales y religiosos, docentes, nodocentes, estudiantes y graduados.

Para homenajear al líder político, la Orquesta Comunitaria Monseñor Enrique Angelelli dio la bienvenida al agasajado. Seguidamente, se procedió a entonar los himnos Nacional Argentino, Nacional de la República de Uruguay y el de la Provincia de La Rioja.

Luego, el referente estudiantil de la UNLaR, Gustavo de La Fuente, emitió un saludo de bienvenida a Mujica. “Simplemente, tengo el privilegio de representar a mis compañeros para darle la bienvenida a ‘Pepe’; tenerlo tan cerca y poder escucharlo desde temprano, realmente me eriza la piel y me hace dar cuenta que todos los días estamos en el camino de descubrir esa universidad y esa sociedad que todos necesitamos, comprometida y con una conciencia social plena. No hay más palabras que de agradecimiento”.

Asimismo, representantes de los cuatro estamentos que componen la UNLaR (Graduados, Docentes, Nodocentes y Estudiantes) entregaron un presente a la ilustre visita, que consistió en una caja chayera realizada en cuero con madera. Asimismo, en nombre de la UNLaR, el Rector hizo entrega de una manta de lana de oveja en telar criollo y un costurero realizado en pasto forrado, también en lana de oveja. Por su parte, el Vicerrector obsequió productos regionales realizados en el Parque Solar.

“La UNLaR se vistió de pueblo”

Luego, Calderón hizo referencia a la relevancia que tiene para la provincia en general, poder otorgarle una distinción de tal magnitud al ex presidente uruguayo. “Es un gran día para nosotros, estamos muy contentos, porque ‘Pepe’ Mujica es un docente honorífico de nuestra UNLaR, a partir de hoy. La UNLaR se vistió de pueblo, este auditorio está representando al pueblo de La Rioja, a sus instituciones, a su gente, a sus artistas, niños y mayoritariamente jóvenes”; enseguida agregó: “La Rioja ha querido reconocer a un ‘Pepe’ como hombre público y comprometido, que no sólo es un ejemplo de referencia en su patria, sino en América Latina y en el mundo, por su simpleza y contundencia de actos que han contribuido a la educación, a la salud, al cuidado del ambiente, a las miradas de perspectivas de género, al crecimiento y sobre todo a luchar por más derechos”.

Para finalizar, se detuvo en destacar las obras de vida de Mujica. “Usted (por el homenajeado) cumplió con su patria, con Latinoamérica, con un proyecto del cual muchos jóvenes que estamos aquí se sienten identificados; por eso, este doctorado es en reconocimiento a ese Mujica joven que abrazó con fuerza en los años ‘60 a un proyecto de estado carente de derechos”.

“Un puñadito humilde de esperanza y lucha”

Posteriormente, el invitado de honor tomó la palabra haciendo referencia al título recibido. “Riojanos, gracias. Yo no soy otra cosa que un puñadito humilde de esperanza y lucha. Este ‘Honoris Causa’ es de mi gente y de la sociedad, yo no soy yo, soy hijo de una circunstancia, de un pueblo, de un camino”.

Luego, apuntó a la importancia de trabajar día a día, sin dejar de lado la lectura y el propósito de realizar aportes a la sociedad. “Alguna vez, fui joven y tuve la borrachera de leer seis o siete horas por día; después, cuando me dediqué a cambiar el mundo andaba disparando y no tenía tiempo de leer, pero en la soledad del calabozo comencé a rumiar y a rumiar, y tal vez, fue un cambio de las edades cuando empecé a ver cosas que no había visto y estaban ahí”. “El gran desafío para la humanidad es el futuro, porque luchamos por mas igualdad entre los hombres, para que no haya tantas distancias, luchamos por el derecho a una libertad mínima que debe tener cada ser humano por el sólo hecho de haber nacido; pero ustedes deben pelear por el derecho a la vida del planeta, porque la fuerza del hombre es inconmensurable”.

Por último, se dirigió particularmente a los jóvenes diciendo: “no se cansen de estudiar, no se conformen con la tecnología ‘chimentera’, no se conformen con esa maravilla que es el telefonito actual. No le den la espalda al razonamiento largo del libro, al pensamiento tedioso, a la confusión de largo aliento y no crean que la política es solo econometría y que esta explica todo; la política no puede renunciar al camino de la ciencia, porque es el arte de ayudar a vivir algo mejor a nuestros contemporáneos”. “Todos podemos ayudar a mejorar algo, y si ese algo puede multiplicarse por mucho, es tremendo”, finalizó.

andina
sidiunlar