La columna de Mattias Meragelman | 07 de JULIO de 2018 | 20:07

Una nueva estrategia

El Gobierno busca fortalecer la imagen de Casas al mismo tiempo que intenta exponer la relación política de “Fuerza Cívica Riojana” con el presidente de la Nación y quitarle a "Cambiemos" algunos de los ejes que desarrolló en las últimas campañas electorales. 

Después de dos años y siete meses Sergio Casas asumió el poder político de la Provincia. Está claro que el institucional lo ejercía desde el 10 de diciembre del año 2015, pero solamente en estas últimas semanas el escenario provincial mostró que el poder político y el institucional confluyeron en el Gobernador.

En la Casa de Gobierno hablan de una nueva etapa, un periodo que hubiera sido lógico observar en los primeros meses del 2016 y que recién ocurre a mediados del 2018. Este nuevo reccorido ya no solamente excluye del escenario principal de la gestión de Gobierno al diputado nacional Luis Beder Herrera, sino que también avanzó en un tema sensible para el oficialismo: la minería.

A la salida del Ministerio de Hacienda después de 10 años de Ricardo Guerra, el cambio de conducción en el bloque Justicialista de diputados y la modificación en la titularidad de la Secretaría de Tierras, se le sumó en la semana que pasó el reemplazo de Oscar Lehz en la Secretaría de Minería.

La decisión de echar al funcionario se comenzó a cocinar varias semanas antes y el propio Juan Carlos Sacco (su reemplazante) dijo en una entrevista en Radio La Red que había conversado con el Gobernador ya hace un tiempo.

El miércoles el Gobierno provincial difundió la decisión de que las máquinas de Vialidad que se encontraban trabajando en la zona de Famatina bajaran del Cerro, en una acción que contó con la presencia en el lugar de ambientalistas como Marcela Crabbe, la intendenta de Chilecito Silvia Gaitán, el secretario de Turismo Álvaro del Pino y también del titular de Vialidad Miguel Ángel Bertolino.  

Aunque no había trascendido públicamente, hacía tiempo que Gaitán venía expresando un profundo malestar por la presencia de las máquinas y porque consideraba que la gestión de Lehz no debía continuar. Inclusive, su decisión de clausurar la empresa minera Seargen tuvo como contexto el disgusto de la Jefa comunal con la política que llevaba adelante la secretaría de Minería.

La presencia de esas máquinas en la zona había sido denunciada el año pasado por la oposición, quienes habían asegurado que Vialidad de la Provincia estaba desarrollando un camino que tenía como objetivo beneficiar a un emprendimiento privado del ex secretario de minería de la Provincia y que se debía investigar los recursos que llegaban desde Nación en concepto del programa de “Huellas Mineras”.

“Realizamos un pedido de investigación en la Fiscalía General y en la Justicia Federal. Dimos pruebas claras de que esta decisión de Vialidad beneficia al secretario de Minería y al esposo de la Ministra de Salud de la Provincia", aseguró Paulo D’Alessandro, ambientalista y ex interventor del Pro en Radio La Red en abril del año pasado.

En esa misma línea, el nuevo titular de Minería, Juan Carlos Sacco, había realizado fuertes denuncias hace poco más de un mes al momento de anunciar que dejaba su función de aquel momento de Jefe del área de geología.

“Más allá de la empresa estatal que se conformó, en cuanto al marco interno, si nosotros queremos desarrollar una política minera seria debemos tener una institución fuerte, y a los fines de evitar los innumerables problemas que hubo durante todos estos años. Llevamos más de 10 años de gestión del señor Lehz e indudablemente han fallado las cosas en cuanto al manejo de las estructuras internas de la minería y el cumplimiento de las funciones técnicas y profesionales que se deben hacer”, dijo Sacco por aquellos días.

En el Gobierno toman la salida de Lehz como un nuevo gesto de la autonomía política del Gobernador, un proceso en el cual Casas comienza a diferenciarse de los puntos más controversiales de la gestión de su antecesor Luis Beder Herrera.

En este punto surge un doble impacto: el Gobierno se muestra autónomo del bederismo y al mismo tiempo le quita a la oposición uno de sus principales ejes de su discurso político: la minería.

El tema minero y el bederismo como gestión fueron centrales en las últimas campañas de Fuerza Cívica Riojana/Cambiemos, esos elementos el peronismo intenta quitarlos del escenario que se viene de cara al año que viene.

Sin embargo, el proceso va más allá y tiene que ver con las consecuencias de las acciones.

Lehz se va del cargo denunciado por la oposición y por su propio reemplazante, entonces no hay margen para que esas situaciones no sean investigadas profundamente por la Justicia. Esa investigación también debería incluir a otros funcionarios y al rol de Vialidad en este proceso.

El cambio que la sociedad demanda tiene que ver con los nombres, pero se relaciona mucho más con las prácticas al momento de administrar el Estado.

 


El Gobierno provincial ya definió una nueva estrategia: identificar políticamente a Julio Martínez con el presidente de la Nación Mauricio Macri. 


 

Mauricio es Julio
El Gobierno provincial ya definió una nueva estrategia: identificar políticamente a Julio Martínez con el presidente de la Nación Mauricio Macri. 

En la Casa de las Tejas cuentan con encuestas en las cuales la figura del primer mandatario nacional comienza a sentir el desgaste de los errores que su gestión comete, especialmente en materia económica. La imagen de Mauricio Macri comienza a caer entre los riojanos y los problemas económicos aparecen como la principal preocupación de los ciudadanos en diferentes estudios sociales. 

Sin embargo, ese escenario político no se traslada al principal representante de “Cambiemos" en La Rioja. Julio Martínez no disminuye significativamente en las encuestas que realizan oficialistas y opositores, el senador nacional no es vinculado por los riojanos a los problemas de gestión de la Casa Rosada.

Es por eso que en las últimas declaraciones de los principales referentes del peronismo, en los planteos de la autodenominada “Generación intermedia” o mismo en los reclamos de la CGT no oficial, apareció la figura del candidato a gobernador de la oposición como el socio político provincial de la Casa Rosada.

Los últimos datos económicos juegan a favor de esta estrategia del peronismo: el consumo en los supermercados riojanos bajó un 9% en un año, la nafta aumentó dos veces en una semana, el desempleo en la construcción creció más de un 6% y algunas empresas textiles riojanas ya adelantaron su intención de pagar en cuotas el medio aguinaldo.

El presidente Macri pasa el peor momento político y económico desde que llegó a la Casa Rosada, el peronismo riojano quiere que Julio Martínez no quede inmune a esa realidad.

Preparando el Gobierno
En Cambiemos La Rioja están convencidos que el próximo año serán Gobierno.

En ese marco ya preparan los equipos de gestión y comenzarán a difundir públicamente quienes son los profesionales que serían parte de una hipotética administración que tenga como gobernador a Julio Martínez.

Esa construcción y su visibilización pública no es casual, en el radicalismo entienden que uno de los miedos que puede tener el riojano promedio al momento de elegirlos el año que viene es pensar que la oposición no está capacitada para administrar la cosa pública y que les llevaría unos meses tomar un verdadero control de los resortes del Estado.

“Cambiemos” quiere mostrar que están en condiciones de gobernar y que hay equipo, esas ideas comenzarán a sonar con más fuerza en los meses venideros.

Las minorías
En el final de este texto es necesario marcar un problema que está atravesando la realidad riojana y que si no se encauza por los carriles adecuados puede crecer en su magnitud: el debate sobre la legalización del aborto.

Las encuestas que manejan el Gobierno provincial y la oposición determinan que la mayoría de los riojanos se oponen a la legalización del aborto y a que el Senado nacional respalde la media sanción que ya tuvo el proyecto en Diputados. 

Esos mismos números tuvieron mucho que ver con la decisión final que tomó el senador nacional Julio Martínez de adelantar su voto en contra del proyecto, algo que no estaba tan claro hace un par de meses. En el radicalismo fueron varios los que le advirtieron al chileciteño que votar a favor del proyecto hubiera sido un pesado lastre en la campaña del próximo año.

Sin embargo, y más allá de las mayorías que las encuestas exponen, también existen las minorías que deben ser respetadas.

La "Campaña por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito-Regional La Rioja" denunció que la semana pasada un grupo de la red de profesionales que están favor del proyecto de ley, pretendieron grabar un video en la Plaza 25 de mayo y que miembros de la Policía se acercaron al lugar con la intención de frenar esa acción y solicitarles que pidan autorización a la comisaría. El conflicto provocó la presencia en el lugar del Secretario de Derechos Humanos de la Provincia, Délfor Brizuela, quien intervino para evitar que la situación pase a mayores.

Más allá de lo que cada uno piense (el autor de este texto cree que la sanción de la ley solucionaría un grave problema de salud pública), la referencia a los pañuelos verdes que realizaron los policías y el acto de intimidación que concretaron, son acciones que no se pueden pasar por alto.

Esta misma semana el diario "El Independiente" publicó en su sitio web un informe en donde se destaca que el 80% de los embarazos adolescentes no son intencionales. El dato marca la gravedad del problema. 

Es por ello que el debate es urgente, debe ser profundo, sincero y no puede incluir sectarismos.  

prevencion salud
Ciro en La Rioja
sidiunlar