Educación | 25 de AGOSTO de 2018 | 16:08

El Rector de la UNLaR dio precisiones sobre el desfinanciamiento del sistema universitario

Fabián Calderón, brindó detalles sobre el desfinanciamiento que padece el sistema universitario y contrarrestó las justificaciones de voceros del Gobierno nacional, quienes no contemplan la realidad económica que atraviesa el país.

Luego, enfatizó: “desde la defensa de lo que estamos buscando que se visibilice, estamos luchando, abrazándonos, para que se entienda que esta realidad pone en cuestionamiento lo público y la gratuidad que son las características principales de la universidad".

Tras la multitudinaria jornada de protesta del pasado miércoles, el rector Fabián Calderón agradeció la adhesión de la comunidad riojana que acompañó el reclamo por la educación pública.

“El abrazo tuvo que ver con esta lucha y defensa que venimos llevando adelante las 57 comunidades universitarias, para visibilizar el problema que estamos teniendo en la mirada del presupuesto universitario de este año”, manifestó.

Asimismo, comentó que la preocupación se centra en el posicionamiento que tiene el Gobierno nacional en relación a la inflación y devaluación que impacta directamente en los salarios de los trabajadores, como así también, en el funcionamiento de las casas de altos estudios.

Lo público y la gratuidad

“Estamos viendo un acompañamiento profundo y proactivo de las distintas organizaciones. Lo vimos en la movilización de ayer (por el miércoles pasado), se sumaron sectores políticos, sociales, sindicales, culturales, y toda una generación de jóvenes que vienen movilizados por muchos temas. Venimos defendiendo derechos que no queremos perder”, dijo en referencia a la marcha.

Luego, enfatizó: “desde la defensa de lo que estamos buscando que se visibilice, estamos luchando, abrazándonos, para que se entienda que esta realidad pone en cuestionamiento lo público y la gratuidad que son las características principales de la universidad”.

Presupuesto desfasado

Además, explicó en números concretos cómo se padece el ajuste presupuestario en el sistema universitario: “el presupuesto universitario 2018 tiene un incremento de un 26 a un 30 % -dependiendo de cada realidad universitaria- “. A partir de ello, los referentes del oficialismo nacional hacen el siguiente planteo: “si tienen un 30% de aumento en presupuesto y la inflación está en el orden del 20%, les queda de un 6 a un 10 % para funcionar. Eso es una mirada errónea, es sólo mirar el interior del sistema universitario y no contemplar otros análisis que tiene que ver con lo que pasa todos los días”.

En esta línea, Calderón hizo una analogía sobre el proyecto de presupuesto aprobado en el mes de octubre pasado y el que se está ejecutando actualmente: “ese proyecto contemplaba un dólar a $ 19,30 y una inflación al 15,7 % que se iba a dar a fines de 2018. Esa realidad, hoy no existe. Tenemos un dólar a $ 31 y una inflación que está en el orden del 20 y se estima por encima del 30 %”, para fin de año.

En el mismo sentido, Calderón acentuó que “en el presupuesto asignado con el 26 o 30% de aumento; hoy, dolarizado, tiene una devaluación del 42 %. Este ajuste significa un presupuesto devaluado que impacta en las partidas del comedor, del transporte, en los fondos de ciencia y tecnología. Los sueldos han sido devaluados, los fondos no permiten garantizar todo el desarrollo que hemos hecho, las obras no se están realizando; por ejemplo, tenemos paralizada la obra de la biblioteca”.

También, mencionó un informe realizado por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) sobre el presupuesto del presente año: “de un monto de $ 4.000.000 presupuestados para invertir en infraestructura, el 84 % de ese fondo no se ha utilizado. La línea está por debajo de la línea presupuestaria: $ 6.800.000 son para -por ejemplo- destinar a ciencia y tecnología, capacitación, hospital universitario; los $ 25.000.000 destinados al Hospital Escuela y de Clínicas no han llegado todavía.”, seguidamente, agregó: “en promedio, el presupuesto tiene un desfasaje del 20 al 40%”.

“Esa es la preocupación, por eso esta lucha, no es sólo lo salarial de los docentes y nodocentes, que por hecho ya están devaluados. Todo eso hace a la complejidad y a la dinámica de un modelo de Estado y de una economía argentina que responde más a recetas del fondo monetario que a lo que nos pasa cotidianamente”, añadió.

Finalmente, aclaró que la lucha universitaria no tiene intención de confrontar políticamente, sino defender la realidad que atraviesa al sistema universitario en su conjunto. “Nunca estimamos que los universitarios teníamos que pensar sobre los fondos, que, si nos alcanzan o no, que a cien años de la Reforma Universitaria estemos discutiendo sobre estos temas”, concluyó.

prevencion salud
Ciro en La Rioja
sidiunlar