Deportes | 03 de OCTUBRE de 2018 | 09:10

River superó a Independiente y pasó a la semifinal del certamen intercontinental

River volvió a demostrar que está hecho para este tipo de partidos, como sucedió contra Racing en octavos de final. En el estadio Monumental, superó 3-1 Independiente y avanzó a las semifinales de la Copa Libertadores.

Ignacio Scocco, Juan Fernando Quintero y Rafael Santos Borré convirtieron los goles para el conjunto de Marcelo Gallardo. Silvio Romero había puesto el 1-1 parcial para el elenco de Avellaneda. Como sucedió en la revancha frente a Racing, River apostó a la presión alta para jugar cerca de Martín Campaña. La innovación de los tres delanteros les ofreció más variantes a Ignacio Fernández y Palacios para las pelotas filtradas, buscando las diagonales.
En ese contexto, el Millonario tuvo tres aproximaciones: sendos remates de Pratto y Fernández, que contuvo Campaña, y una acción de riesgo de Scocco, que contaba con pase franco al medio, pero optó por el tiro y se encontró con el cierre de un rival.
Holan jugó fuerte en el inicio de la segunda parte con el ingreso de Emmanuel Gigliotti por Pablo Hernández, sumando gente en ataque. Y el gesto, en el primer intento, casi termina en la apertura del marcador. Pero River evitó la conquista y, como respuesta, sacó un contragolpe perfecto, casi a un toque, para el 1-0 de Scocco.
Pero a los 9, Gigliotti se redimió: se llevó puestos a Javier Pinola y a Jonatan Maidana, probó los reflejos de Franco Armani… Y un día el ex Nacional de Medellín falló. El portero dio un rebote largo que aprovechó Silvio Romero para firmar el 1-1 y quedar en ventaja en la serie gracias al gol de visitante. Pero el local regresó a la presión que le había dado buenos resultados en los primeros 20’. E Independiente retrocedió instintivamente. En un desarrollo que se rompió, en el que el ánimo jugó más que el pizarrón, eso provocó que River volviera a contar con chances. Lo tuvo Pinola, con la rodilla. 
Y le devolvió la ventaja Juan Fernando Quintero, quien capturó un rebote fortuito, encaró hacia el borde del área y definió con un remate ajustado para gritar el 2-1. Y la desesperación del visitante le ofreció muchísimos espacios para rematar el duelo. Y River lo usufructuó. A los 40’, en otro contragolpe a toda velocidad, de la Cruz cedió para Borré, quien con un tiro combado puso el 3-1.

prevencion salud
Ciro en La Rioja
sidiunlar