La columna de Mattias Meragelman | 09 de FEBRERO de 2019 | 19:02

El juego de la silla

La disputa por el lugar del candidato a vicegobernador del oficialismo se parece al juego de nuestra niñez: sobran personas y faltan lugares. Cuál es la prioridad de Casas en una interna que se hizo más pública de lo esperado. Mientras tanto, la oposición apuesta a una encuesta, Paredes Urquiza pide la renuncia de todos sus funcionarios y la economía sigue mostrando cifras alarmantes.

El juego de la silla fue una de las actividades principales de nuestra infancia. La clave del entretenimiento era la mayor presencia de personas que de lugares para sentarse, provocando la competencia por quién ocupaba el lugar disponible y quién era eliminado del entretenimiento. Por estas horas, la interna del oficialismo se asemeja a esa dinámica: muchas postulaciones, pocos espacios disponibles.

El Justicialismo ya tiene determinado que su candidato a gobernador será nuevamente Sergio Casas, y si la Corte Suprema de Justicia no hace lugar a ninguna de las presentaciones que se realizaron, el sauceño estará en las urnas como la opción de continuidad del actual Gobierno provincial.

Sin embargo, lo que no está definido es su compañero/a de fórmula. En ese sentido, la semana que pasó hizo explícita una interna que en las primeras horas se había manejado con mayor sutileza pero que en el correr de los días se tornó muy visible.

El diputado provincial y ex intendente, Ricardo Quintela, dijo en Radio La Red: "Nos vamos a reunir para definir cuál es la estrategia que sea más seductora para presentar un equipo de trabajo. La Capital tiene que tener un protagonismo importante porque recuperamos un resultado importante, por éso el compañero o compañera de fórmula de Casas tiene que ser de Capital. Teresita Madera o nosotros como espacio tenemos que ocupar ese lugar".

Como para que no queden dudas que todos tienen aspiraciones, otro sector del Justicialismo concretó un importante acto a mediados de semana y en esa foto se pudo ver a los ministros Juan Carlos Santander, Alejandro Moriconi y Fernando Rejal y al secretario de Relaciones institucionales Ariel Puy Soria. En ese espacio, los nombres de Rejal y Santander se mencionan como aspirantes a compañeros de campaña de Casas.

Tampoco los intendentes quisieron dejar de sentar postura, y el Jefe comunal de Felipe Varela, Yamil Sarruf, dijo lo que muchos intendentes del interior piensan: "Los intendentes de Los Llanos tenemos el mismo derecho que los demás. Siempre tienen que estar dependiendo de nosotros para ganar las elecciones. Tenemos que ver qué hacemos para ganar en Capital, siempre tenemos que esperar que en el interior nos vaya muy bien para ganar las elecciones. En Capital tienen todos los ministerios y no ganan una elección”, afirmó en diálogo con Radio 24.

La pelea interna por el compañero/a de fórmula de Casas esconde una disputa actual y una a futuro. Si la enmienda constitucional no es cuestionada por la Justicia, el próximo vicegobernador quedaría en condiciones de poder disputar dos mandatos más como Gobernador desde el año 2023 en adelante.

Está claro que en la realidad argentina actual pronosticar más allá de un mes es digno de Nostradamus, pero en la dirigencia riojana prima el axioma de que espacio de poder que no se ocupa se cede. Y de la mano de ese razonamiento se impone la disputa política actual.

A pesar de que con la excepción de Luis Beder Herrera, los vicegobernadores riojanos siempre carecieron de poder político e institucional real, quedar en el segundo lugar de la línea sucesoria no es un lugar para despreciar o dejar pasar.       

Este enfrentamiento político se juega en varios tableros en simultáneo, porque la decisión que se tome en cada estamento impactará en otras candidaturas. Las elecciones de los estamentos provinciales y municipales serán la previa de la pelea de octubre por los cargos de diputados nacionales, y entonces la dirigencia tiene claro que no hay octubre sin mayo.

En ese contexto, Sergio Casas sigue haciendo de su silencio una estrategia para no quedar pegado a la interna del espacio que conduce. El Gobernador no dijo de manera pública nada sobre sus preferencias y juega a ser el factor de equilibrio de una interna que puertas adentro es mucho más intensa de lo que ya trascendió a los medios.  

El mensaje que el mandatario provincial bajó a través de dos de sus principales operadores políticos fue claro: “La última palabra la voy a tener yo y voy a priorizar lealtad, necesito tener la garantía de que en la Cámara habrá alguien que no pondrá palos en la rueda a la gestión”, mandó a decir el sauceño a su propia dirigencia, remarcando que en las encuestas sigue apareciendo como el dirigente peronista mejor posicionado.

En el armado de la fórmula oficial existe una discusión de estrategia política y una pregunta: Casas necesita un compañero/a que se presente como novedoso/a ante la sociedad y exprese una nueva forma de hacer política o es más importante que sea un nombre que funcione como prenda de unidad interna del peronismo y que garantice el trabajo del aparato del oficialismo en las elecciones que vienen.

El Gobernador y el peronismo tienen que tomar una decisión clave, una determinación que impactará en el proceso electoral que se viene, y que en caso de ganar los comicios también sería una elección que condicionaría la convivencia política de los próximos cuatro años.

El casismo tiene que elegir un esquema de reparto de candidaturas que deje la menor cantidad de heridas internas posibles, porque se sabe que en el peronismo las heridas de hoy son las traiciones del mañana.

 


La oposición sigue en el mismo lugar de los últimos meses: esperando que “Casa Rosada” bendiga a un candidato a Gobernador.


 

Encuesta
La oposición sigue en el mismo lugar de los últimos meses: esperando que “Casa Rosada” bendiga a un candidato a Gobernador.

A pesar de las numerosas versiones que circularon, por el momento ni el intendente de la Capital Alberto Paredes Urquiza ni el senador nacional Julio Martínez declinaron su candidatura a ser el sucesor de Sergio Casas en la Casa de las Tejas.

El paredismo celebró que esta semana sus máximos dirigentes mantuvieron un encuentro con el ministro del Interior Rogelio Frigerio y que el referente de la cartera política del Gobierno nacional les ratificó que todavía no se determinó quién será el elegido por el presidente Mauricio Macri para representarlo en La Rioja.

Desde “Cambiemos” La Rioja relativizan esa reunión y sostienen que el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, sigue siendo el principal sostén de la postulación de Julio Martínez y agregan: “Nadie tiene tanta llegada a Macri como Marcos”.

El único punto en el que todos coinciden es que separados pierden los comicios y ya nadie habla de lanzamientos individuales. “Vamos juntos, de éso no hay dudas. Después vamos a negociar todos los cargos, desde las intendencias hasta los diputados nacionales”, remarcan desde ambos sectores cuando se los consulta sobre el proceso de negociaciones que se viene.

El almanaque marca que la oposición no tendrá tiempo de realizar una interna para decidir su candidato a Gobernador, y entonces la idea de una encuesta que mida quién está mejor posicionado vuelve a tomar forma.

Por estas horas hay grandes debates sobre las cuestiones metodológicas que se deberían respetar para poder dar certezas sobre los resultados. Hay desconfianzas de todo tipo en este tema, pero la Nación tendrá la última palabra y en la Casa Rosada está el gran elector de este proceso.

Mientras tanto, en lo judicial se sumó un nuevo actor: “Peronistas sin Fronteras”. El espacio político también se presentó ante la Corte Suprema de Justicia y planteó ante el máximo organismo judicial una medida cautelar que supone dejar en suspenso la aplicación de la enmienda constitucional hasta que la Corte se expida sobre el fondo de la cuestión.

La estrategia es tratar de trabar el proceso, provocando que los jueces dejen entre paréntesis la modificación de la Carta magna provincial y de esa manera generar que la candidatura de Sergio Casas quede en duda a pocas semanas de ir a votar.

A esta presentación se sumará a comienzos de esta semana la que concretará "Cambiemos La Rioja".

La oposición tiene dos peleas en paralelo: la judicial y la política. En esta Argentina de principios de siglo ambos procesos no van por separado y hasta se cruzan más de lo deseado.

Números que alarman
Esta semana se reunieron en La Rioja las cámaras industriales de todo el Norte argentino. El encuentro dejó algunas certezas sobre la realidad alarmante que vive el sector industrial en esta parte del país.

“La realidad de las industrias riojanas, es fea, mala. El grueso de las empresas radicadas en el Parque Industrial son textiles y del calzado, que fueron las más afectadas por esta crisis. A la baja de consumo y la apertura de importaciones, se sumaron las altas tasas de interés, el proceso inflacionario y la falta de crédito", dijo el empresario Raúl Garat, vicepresidente de la Unión de Industrias Riojanas en “Radio La Red”.

En números la realidad es impactante: la capacidad instalada en el sector textil no supera el 45% y en el calzado ronda el 55%. Es decir, que la mitad de las máquinas del rubro no se usan porque no hay a quién venderle la producción.

Una encuesta que circula en los principales despachos de la Provincia expresa con claridad que el tema económico es central en este momento. A los riojanos se les preguntó cuáles son los temas que más le preocupan (podían mencionar más de uno) y las tres primeras respuestas fueron: falta de trabajo un 49,7%, bajos salarios 36,3% e inflación el 34,1%.  

La próxima semana se conocerá que la baja de la venta de autos cero kilómetro se desplomó en enero a niveles pocas veces vistos en la historia. Las concesionarias comenzaron a despedir empleados y otro rubro de la economía riojana entra en turbulencia.

Renuncias
En el comienzo de la semana el intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, anunciará una reestructuración de su gabinete y pedirá la renuncia de todos/as los funcionarios/as que componen su gestión.

La decisión del Jefe comunal será justificada desde la necesidad de reorganizar la administración, pero en realidad habrá algunos cambios concretos, especialmente a nivel de alguna secretaría con la cual el Intendente no estaría conforme con el funcionamiento de los últimos meses.

Será una semana intensa en el Palacio municipal Juan Ramírez de Velasco. 
   

prevencion salud
sidiunlar