La columna de Mattias Meragelman | 21 de ABRIL de 2019 | 07:04

Operativo Riorda

La llegada del especialista en comunicación política le puso un condimento especial a la interna del peronismo. Mientras tanto, la inflación deja sin efecto el aumento a los estatales y el Concejo Deliberante adoptó un llamativo silencio sobre el futuro de los dos concejales y sus denuncias de mutua agresión.

En los últimos días la dirigencia política provincial no habla de otra cosa: los consejos de Mario Riorda. La llegada del especialista en comunicación política –uno de los más importantes del país- se transformó en un eje central de la dinámica de la interna peronista, que todavía no tiene candidat@ y tampoco fecha de los comicios.

Mario Riorda es un académico, investigador, consultor político y escritor, y es una de las referencias ineludibles al momento de hablar de comunicación política en la República Argentina. Su desembarco en el complejo proceso político que vive la Provincia se produjo en las últimas semanas de la mano del oficialismo. Aunque ya había tenido algunos contactos con campañas peronistas en años anteriores.

Esta semana una extensa reunión en la Residencia oficial entre los principales referentes de la dirigencia peronista y del Gobierno provincial dejó algunas certezas: no hay margen político para la Ley de Lemas y se buscará por todos los medios conformar una lista de unidad y consenso para las candidaturas de Gobernador y vicegobernador.

En ese sentido, los primeros consejos de Riorda al Gobierno y que luego se bajó a la dirigencia fueron: el/la candidat@ debe presentar un perfil de compromiso con el trabajo y de capacidad de gestión, la Ley de Lemas está mal vista por la sociedad y el/la postulante debe tener una intención de votos significativa.

Y es en estos puntos donde comienza el problema del peronismo.

El dirigente que mejor mide en todas las encuestas que hasta ahora realizó el Gobierno es el diputado provincial Ricardo Quintela, quien además tiene un nivel de conocimiento en todo el territorio provincial que casi llega al 100%.

Sin embargo, esa condición de tanto conocimiento público también genera un efecto que la juega en contra a quien ya fuera dos veces candidato a Gobernador: su imagen negativa también es alta.

Lo explicaba muy bien una de las personas que fue parte de los encuentros comunicacionales que esta semana organizó el Gobierno: “Quintela mide bien en todas las encuestas que hacemos, pero todo el mundo lo conoce, entonces ya todos tienen postura sobre él. Es un candidato que tiene un buen piso de intención de voto para arrancar pero un techo de crecimiento muy concreto”.

Aunque nadie lo diga, con Quintela también juega otro elemento: la desconfianza de una parte de la dirigencia.

Aunque en las últimas semanas el diputado provincial realizó varias declaraciones públicas de lealtad política al gobernador Sergio Casas, en la Casa de Gobierno tienen muy claro que si Quintela llega al Gobierno el 10 de diciembre desaparece el casismo y arranca el quintelismo.      

En ese contexto, el aire comienza a llenarse de perfume de mujer.

La intendenta de Arauco Florencia López y su par de Chilecito Silvia Gaitán, junto a la diputada provincial Teresita Madera, son las opciones que más suenan por estas horas. Inclusive en una fórmula que incluya a dos de ellas y sea 100% femenina. 

La posibilidad de una mujer como candidata a Gobernadora ubicaría al peronismo avanzando en el nuevo rol de la mujer que llegó de la mano de la marea verde, mientras que al mismo tiempo permitiría la renovación de nombres que el Justicialismo necesita luego de más de tres décadas en el poder provincial.

Sin embargo, ninguna de las tres dirigentes aparece plenamente posicionada en las encuestas. Es decir, no tienen la intención de voto que Quintela expresa en las mediciones que viene realizando la Casa de las Tejas. Inclusive, Gaitán y López muestran un importante nivel de desconocimiento por parte de la comunidad fuera de sus departamentos.

Quintela, el ministro Fernando Rejal, el diputado nacional Danilo Flores, las intendentas Gaitán y López, la diputada Teresita Madera y esta semana se les sumó al ministro Rubén Galleguillo quien confirmó sus aspiraciones de ser parte de la pelea. Por ahora el peronismo no tiene un nombre definido y tampoco una fecha de los comicios.

Mario Riorda define su trabajo de la siguiente manera: “Mi vida está justo en el medio de la ciencia política y la comunicación, en el híbrido de la comunicación política". De éso se tratará su presencia en las próximas semanas en las tierras de la harina y el sol.  

No le espera una tarea fácil en los próximos meses al especialista. Deberá afrontar encuestas, egos, desconfianzas y traiciones, y lograr que el peronismo llegue unido y sin heridos a las próximas elecciones. Riorda puede estar ante el trabajo más difícil de su larga carrera. 

 


Más allá de las incoherencias políticas de la Casa Rosada, hay un problema económico de fondo: la viabilidad del modelo anunciado.


 

Los números no cierran
Los salarios de los trabajadores estatales se encaminan a otro año donde quedarán por debajo del proceso inflacionario.

En marzo el índice de precios al consumidor alcanzó el 4,9% en la Provincia. En tanto, la inflación anual del primer trimestre en La Rioja fue del 12,8%. Es decir, que en el mes de abril el acumulado inflacionario (solamente por el efecto arrastre) ya estará por encima del 15% que el Gobierno provincial aplicó a los empleados públicos para que se extienda hasta el mes de julio.

Para ser más claros, mayo y junio ya serán meses de pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores de la Administración Pública riojana.

Esa realidad de horadación del salario replica la que ya se vivió en los años anteriores.

En el año 2018 los sueldos de los empleados públicos riojanos aumentaron un 35,8% acumulado. En ese mismo lapso el INDEC determinó en La Rioja una suba de la inflación del 47,8%. Lo mismo había ocurrido en 2016 y 2017.

En ese contexto, el Gobierno nacional realizó el lanzamiento del programa de precios congelados, buscando que el impacto de la inflación en los próximos seis meses sea menor.

Está claro el objetivo electoral de este anuncio. La administración “Cambiemos” gobernó tres años y medio de gestión de una manera, y seis meses antes de las elecciones aplican una serie de medidas opuestas a lo que propusieron durante todo su paso por la Casa Rosada.

Pero más allá de las incoherencias políticas, hay un problema económico de fondo: la viabilidad del modelo anunciado.

Uno de sus puntos principales es que 60 productos –la mayoría de ellos “casualmente” coinciden con los que usa el INDEC para medir la inflación- se mantengan en el mismo precio los próximos 180 días. Sin embargo, desde el propio Centro Comercial riojano ponen en duda esa apuesta.

“Estas medidas no funcionan, como ya pasó en otras oportunidades. Los comercios ya compraron las mercaderías a un precio y después lo ponen a otro margen mínimo. Ponen marcas especiales, segundas marcas y se sospecha que se van a acabar, puede haber desabastecimiento de ciertos productos porque son solamente 60”, dijo la referente del sector Irma Dueñas en “Radio La Red”.

El último antecedente del Gobierno nacional controlando precios en La Rioja no fue positivo, se debe tener en cuenta que en el caso de “Precios Cuidados” los relevamientos privados denunciaban que más del 75% de los productos no respetaban el precio establecido o directamente no estaba en las góndolas.

La inflación es un problema que el macrismo heredó del kirchnerismo, pero en lugar de solucionarlo lo profundizó. 

Cuando el silencio no es salud
El Concejo Deliberante de la Capital ingresó en un llamativo silencio.

Luego del escándalo en el cual los concejales Andrés Cejas y Raúl Larraín se acusaron y denunciaron ante la Justicia de haberse agredido mutuamente, la mayoría de los ediles, el Vice intendente Oscar Luna y hasta el intendente Alberto Paredes Urquiza optaron por no opinar del tema.

En el cuerpo deliberativo ya existe un pedido de juicio político al concejal Cejas, mientras que por el momento no ingresó ninguno en el mismo sentido contra Larraín.

Aunque nadie lo quiera decir públicamente, algunos sectores políticos están jugando al silencio como primer paso para conseguir que el proceso termine siendo un hecho consumado, un proceso del cual el tiempo sea el principal aliado para que llegue el olvido y no pase nada.

Este cuerpo de concejales es el más desprestigiado de los últimos años, porque las escandalosas salidas de los ediles Enrique Cabrera y Khalil Aleua, más la no asunción de Alfredo Menem y los constantes periodos sin sesionar por peleas internas, los dejaron expuestos ante la comunidad riojana.

Si los ediles optan por la política de hechos consumados como el camino para lograr superar el escándalo de denuncias cruzadas de agresiones físicas, se expondrán a un nuevo golpe de imagen ante la sociedad riojana.

Hay veces en las cuales el silencio no es salud. 

prevencion salud
Quick Lane
Osunlar
Unlar
sidiunlar