La columna de Mattias Meragelman | 08 de SEPTIEMBRE de 2019 | 07:09

Reperfilando candidaturas

El cierre de listas fue la manifestación final de una semana intensa, en la que varias veces todo estuvo a punto de volar por los aires. Coherencias e incoherencias de un proceso que expresa el momento caótico de la política riojana.

El cierre de listas de cara a las elecciones del próximo 27 de octubre ocurrió este fin de semana y se presentó como la expresión de una grave crisis del sistema político riojano, con la incapacidad de construir en el tiempo una coherencia entre los discursos y las acciones como característica principal. Una constante que se repite en la mayoría de los espacios políticos.

Luego de una semana cargada de reuniones, desplantes y enojos, el “Frente de Todos” cerró más o menos como se preveía. Aunque todo estuvo cerca de saltar por los aires a mitad de semana.

El diputado provincial Ricardo Quintela buscará por tercera vez la gobernación y esta vez su compañera de lista será la intendenta de Arauco Florencia López. La fórmula es la única que tendrá pegada a su boleta la del estamento presidente con el binomio Fernández/Fernández.

Sin dudas que la estrella política de la semana que pasó fue la diputada provincial Teresita Madera, quien finalmente se postulará para la intendencia capitalina como parte del oficialismo y con la legisladora Gabriela Amoroso como aspirante a la viceintendencia.

Entre semana Madera estuvo varias veces fuera de este armado político y existieron reuniones con el candidato a gobernador Luis Beder Herrera y el intendente Alberto Paredes Urquiza para sumarse a ese espacio opositor, pero la dirigente determinó a última hora del viernes quedarse en el oficialismo.

Su regreso implicó varias condiciones: quedó como la única candidata a Intendenta que tiene el Frente, eligió a la legisladora Gabriela Amoroso como su compañera de fórmula y determinó el primer y tercer lugar en la lista de concejales que va pegada a la boleta oficial (Nelson Johannesen y Yolanda Corzo ocupan esas posiciones). Es decir que habrá dos maderistas de pura cepa en la nómina que tiene más posibilidades de ingresar en el Concejo Deliberante capitalino.   

Madera/Amoroso tendrán una veintena de listas que funcionarán como colectoras en el estamento concejales y hacia arriba solamente un postulante a Gobernador y un aspirante a presidente. Es decir, que el efecto traccionamiento de votos jugará hacia la candidata a Intendenta desde los estamentos superiores e inferiores de la boleta. Madera negoció en muy buenos términos políticos/electorales su regreso. 

Será muy interesante la pelea entre los postulantes a concejales.

El calderonismo con “Unamos”, las agrupaciones kirchneristas con Délfor Brizuela como primer candidato, dos listas que responden políticamente a Miguel Ángel Asís (que finalmente no se presenta como postulante a Intendente, tampoco lo hará Juan Luna), son algunos de los espacios que saldrán a escena para medir sus votos propios y ver que peso real tienen en el electorado capitalino.   

Aunque en algún momento se especuló que el “Frop” podría estar en este armado, el espacio progresista no llevará candidato a Gobernador, respaldará a Fernández/Fernández y si tendrá su candidato a Intendente con Fernando Gómez y en concejales encabezará Romina Gómez.

Por su parte, el vicegobernador Néstor Bosetti también buscará la Jefatura comunal junto a Martín Illánez como viceintendente, pero no contará con acuerdo de boleta con Quintela. Bosetti llevará varias colectoras de concejales, una de ellas con la presencia del actual edil Gonzalo Brizuela y otra encabezada por la periodista Ximena Marenco.

Mientras que en Chilecito el oficialismo buscará la reelección de la intendenta Silvia Gaitán, con el acompañamiento de los actuales legisladores Lázaro Fonzalida y Ricardo Herrera en el estamento diputados.  

El acuerdo del peronismo chileciteño dejó menos heridos de los que se podría haber pensado hace un par de meses y en el peronismo celebran que esa estrategia podría ser clave el próximo 27 de octubre para sumar votos en la pelea por la gobernación.  

En el oficialismo hay ilusión de un triunfo en la Provincia y también en la Capital.  

En ese sentido, creen que  Luis Beder Herrera será un rival complicado pero que el ex Gobernador no terminó de armar una estructura propia de peso en el interior. En la Casa de Todos destacan los 15 Intendentes que apoyan a Quintela/López y remarcan la influencia que el aparato político e institucional tendrá en los comicios que se vienen.

Además, en el cierre de la semana un encuestador nacional muy reconocido les acercó números del posicionamiento de la fórmula Fernández/Fernández en la Capital y les adelantó un triunfo del candidato a presidente más amplio que el alcanzado en las PASO. El dato los entusiasmó por el efecto arrastre que podría tener en un distrito que siempre les resulta adverso.

Bederismo/Paredismo
El bederismo tuvo una semana muy intensa y en el cierre quizás no tuvo los acuerdos de boleta a los cuales apostó. Tiene menos presencia de candidat@s en el interior de los que se pensó en los días previos. 

El diputado nacional será acompañado por la médica Karina Viñas como candidata a vicegobernadora. La profesional tiene un amplio recorrido en su trabajo en el ámbito de la Salud, además de haber militado en los últimos años problemáticas de género y la legalización del aborto.

Sin embargo, está claro que no es una dirigente de un amplio conocimiento social. Ese dato queda más en evidencia al pensar que el propio Luis Beder Herrera dijo en conferencia de prensa que había estado gestionando la llegada de Teresita Madera para ese lugar, es decir otro perfil de compañera de fórmula.

En el bederismo minimizan este punto.

En el entorno del candidato remarcan que actualmente las encuestas siguen indicando un importante crecimiento de su figura y que será una elección diferente a otras.

“No necesitamos la foto, necesitamos los acuerdos políticos. Hay muchos que se sacan la foto con el oficialismo y hasta acuerdan boletas pegadas, pero el 27 de octubre trabajarán para nosotros con un amplio corte de boleta”, analizan en el búnker del famatinense. La presencia o ausencia de tijeras en el cuarto oscuro les marcará el futuro político. 

El candidato a Intendente de este espacio en la Capital será Alberto Paredes Urquiza.

El Jefe comunal finalmente eligió a Oscar Luna como su compañero de fórmula, con una estructura que incluye varias colectoras y todas con la posibilidad de estar en igualdad de condiciones, porque en este caso no habrá nadie postulado en el estamento presidente y vicepresidente de la Nación.

El paredismo sueña con una victoria basada en el voto propio, es decir una campaña centrada en la gestión y mostrando lo que pudieron hacer en estos cuatro años frente a la comuna. Ellos entienden que si la contienda se centra en el escenario local y se aleja de lo provincial y lo nacional, más chances tendrán de quedarse en el Palacio Juan Ramírez de Velasco. 

 


Nuestra dirigencia hizo de la falta de relación entre discurso y conducta una forma de hacer política. La inconherencia como estilo de construcción.


 

Radicalismo
El radicalismo dejó atrás diferencias históricas y unificó espacios internos de cara a estas elecciones.

El senador nacional Julio Martínez y la dirigente peronista Teresita Luna conformarán la fórmula que buscará la gobernación y vice. Esa boleta estará pegada con la de diputados nacionales que llevará a Felipe Álvarez y para presidente a Mauricio Macri.

Mientras que en la Capital está la principal sorpresa: Inés Brizuela y Doria será la postulante para la intendencia, junto a su histórico rival interno Guillermo Galván como compañero de lista.

El armado opositor deja en claro que apuestan al votante radical.

El análisis que primó para cerrar las listas fue que si retienen los sufragios que el presidente Mauricio Macri obtuvo en las PASO, estarán muy cerca de vencer en el comicio por la intendencia capitalina y con chances de pelear la gobernación.

En ese sentido, leen que las idas y vueltas del peronismo, especialmente la alianza de Beder Herrera con Paredes Urquiza, los dejan posicionados claramente como la única fuerza que podrá cuestionar los 35 años consecutivos del peronismo en el poder provincial. La llegada de la peronista Teresita Luna va en ese sentido, se presentará como una dirigente que mantuvo en el tiempo su rechazo al bederismo/casismo. 

Estos son mis principios, pero si quiere tengo otros
El cierre de listas expuso la característica principal del sistema político riojano en los últimos años: no hay continuidad en el tiempo de lealtades ni de coherencias.

En el peronismo Teresita Madera y Florencia López estuvieron varias veces en los últimos días a punto de pegar el portazo. Ese malestar quedó expuesto en muchas horas de vértigo en las cuales nadie se animaba a decir cómo terminaba la historia.

Mientras que Ricardo Quintela hoy comparte el “Frente” con muchos de los dirigentes que supo enfrentar cuando acampaba frente a la Residencia oficial y discutía con el bederismo.

Teresita Luna es candidata a vicegobernadora de “Juntos por La Rioja”, cuya boleta de presidente propone a Mauricio Macri. El problema es que Luna dijo públicamente que no votará al actual presidente y que si lo hará por Fernández/Fernández.

La pelea entre Inés Brizuela y Doria y su compañero de fórmula Guillermo Galván tuvo muchas instancias. Una de las principales fue la expulsión de Galván del centenario partido y en los comicios del 2017 el candidato a viceintendente acusó a su actual compañera de fórmula de proscribirlo electoralmente cuando tuvo que bajar su candidatura a diputado provincial.  

Lo de Paredes Urquiza aliado al bederismo es más cercano en el tiempo y quizás por ello más evidente. El Intendente marchó junto a más de 15 mil riojanos por las calles de la ciudad hace dos años con carteles que postulaban “Basta de Beder" y tampoco es sencillo olvidar las denuncias públicas cuando no dejaron asumir como diputado al ex paredista Felipe Álvarez. 

Lo mismo se puede plantear a nivel nacional. Alberto Fernández y su opinión sobre Cristina Fernández antes de reconciliarse o Elisa Carrió y todos sus dichos sobre Mauricio Macri antes de que fuera presidente. O el propio senador nacional Miguel Ángel Pichetto criticando al Gobierno del cual hoy es candidato a vicepresidente. 

La incoherencia es una característica de tod@s los seres humanos y está claro que ninguno de nosotros resiste un archivo.

Sin embargo, nuestra dirigencia hizo de la falta de relación entre discurso y conducta una forma de hacer política que hoy los distancia de una sociedad que mira azorada tantas idas y vueltas. Esta semana horadaron cualquier concepto de ideología basado en la constancia de una idea.

Parece que les dejó de importar el qué dirán.

prevencion salud

Osunlar
Unlar