Internacionales | 19 de OCTUBRE de 2019 | 11:10

El Ejército chileno patrulla las calles de Santiago luego de que Sebastián Piñera decretara el estado de emergencia

Con el objetivo de recuperar el control del orden público por las violentas a causa de las protestas contra el alza del pasaje de metro, los militares recorren la ciudad. 

La medida del mandatario implica algunas restricciones a la libertad de locomoción y reunión por un máximo de 15 días, que pueden ser prorrogables.

El Ejército de Chile comenzó a desplegarse en la madrugada de este sábado para recuperar el control del orden público que se rompió en algunos sectores de Santiago, tras los disturbios de este viernes de las protestas contra el alza del pasaje del metro.

Así lo confirmó el general de división Javier Iturriaga del Campo, designado como jefe de la Defensa Nacional por el presidente chileno, Sebastián Piñera, después de que el mandatario decretase el estado de emergencia en la provincia de Santiago -que alberga la mayor parte de las comunas de la Región Metropolitana (RM)-, en la provincia Chacabuco y en las comuna de Puente Alto y San Bernardo, sectores todos pertenecientes a la RM.

“Las fuerzas policiales siguen ejerciendo sus tareas de patrullaje y control de los servicios de vía pública y control de aquellos sectores que fueron afectados. Las fuerzas militares van a salir ya en este momento a patrullar la ciudad en aquellos sectores más conflictivos”, dijo Iturriaga del Campo en rueda de prensa.

El militar, que en virtud de su nombramiento se hace cargo de la seguridad de los sectores en los que rige el estado de emergencia, destacó que su intención es “recuperar la normalidad a la mayor brevedad” posible y pidió a la gente que se fuera a sus casas.

“He asumido el control y el mando de las fuerzas militares y las fuerzas de orden y seguridad (...) y estamos mandatados para evitar que se sigan cometiendo desmanes y destrozos en la ciudad y, lo más importante, recuperar a la brevedad los derechos y las libertades de las personas para que puedan seguir ejerciendo su vida con normalidad”, agregó.

El estado de emergencia implica algunas restricciones a la libertad de locomoción y reunión por un máximo de 15 días, que pueden ser prorrogables, en ese caso con autorización del Congreso Nacional, y deja en manos del militar asignado la seguridad de las zonas bajo las que rige la medida.

En ese sentido, el general de división del Ejército de Chile descartó por el momento que se vaya a decretar el toque de queda en estos lugares y explicó que el mando de Carabineros está ahora bajo la autoridad militar. “En este momento no tenemos información que nos obligue a decretar el toque de queda. Eso va a ser evaluado en su momento y se tomará la decisión que corresponda de acuerdo a la ley que me faculta para ello”, afirmó.

Iturriaga del Campo también puntualizó que “por ahora” los militares no van a restringir ninguna libertad personal y que la celebración de eventos masivos está autorizada, de momento.

En la misma rueda de prensa, realizada en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, también participó el general director de Carabineros, Mario Alberto Rozas, quien señaló que en la jornada de protestas y disturbios de este viernes se desplegaron en la capital chilena cerca de 2.000 efectivos policiales. Durante los altercados de orden público se han registrado 180 detenciones, añadió Rozas.

La capital chilena vivió este viernes una jornada de graves altercados por la radicalización de las protestas ciudadanas por el aumento del precio del boleto de metro, que derivaron en incendios en varios puntos de la ciudad, barricadas, saqueos y graves destrozos de mobiliario urbano y de la red de suburbano.

Fuente: www.infobae.com

prevencion salud

Padron 2019
Quick Lane
Osunlar
Unlar