Información general | 03 de JULIO de 2020 | 10:07

La Cámara de Diputados aprobó la Ley de Donación de Plasma

Se trata de la adhesión a la Ley Nacional de Campaña de Donación de Plasma Sanguíneo para la recuperación de pacientes contagiados de coronavirus. También se creó un registro de Donantes de Plasma. Al proyecto de ley lo impulsó el diputado Juan Carlos Santander.

La Cámara de Diputados aprobó en la sesión de este jueves la adhesión de la Provincia a la Ley Nacional de Campaña de Donación de Plasma Sanguíneo para la Recuperación de Pacientes Contagiados de COVID-19 y que además crea un Registro de Donante de Plasma, de personas contagiadas y personas recuperadas. 

La ley se aprobó en el marco de la emergencia sanitaria provincial como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

La Ley sancionada impulsa una “Campaña de Difusión y Concientización de Donación de Plasma Sanguíneo para la Recuperación de Pacientes Contagiados de COVID-19”; donación consistente en plasma de pacientes recuperados de la mencionada enfermedad. Esta norma declara también de Interés Provincial a la Donación de Plasma Sanguíneo de Pacientes Recuperados de COVID-19.

Por otra parte, la norma crea un Registro de Donante de Plasma, de personas contagiadas y personas recuperadas, en base a la información suministrada por los servicios de epidemiologia de cada jurisdicción Departamental, diferenciados por grupos sanguíneos, a fin de ejercer un control y seguimiento adecuado de los pacientes, en cada uno de las jurisdicciones provinciales.

"Con estas acciones concretas buscamos crear conciencia social y formentar la importancia de la donación de plasma porque salva vidas", señaló al respecto el diputado provincial Juan Carlos Santander, presidente de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados e impulsor del proyecto de ley.

De acuerdo a lo aprobado por los legisladores, los pacientes que arrojen resultado positivo de COVID19 al momento de las pruebas o test para verificar su condición de salud y su posible contagio deberán llenar un formulario y/o declaración jurada, donde quedará asentada si la persona, una vez recuperada, acepta, voluntariamente, mediante consentimiento informado, ser donante de plasma.

Dicha ley garantiza la confidencialidad a los donantes de toda la información facilitada al personal autorizado, así como el seguimiento de su futuras donaciones.

"El proyecto es una ventana de esperanza ante la situación que vivimos mundialmente. Este tratamiento dio muestra de su efectividad y creemos conveniente la concientizar sobre la donación de plasma; el paciente recuperado puede llegar a salvar vidas”, agregó Santander.  

Los principales objetivos que posee la ley, son: concientizar sobre la necesidad e importancia de la donación de plasma sanguíneo por pacientes que contrajeron el virus COVID-19 y se encuentran recuperados, para pacientes contagiados que se encuentran en el desarrollo de la enfermedad como un posible tratamiento por generación de anticuerpos; difundir información sobre el tratamiento para combatir el virus COVID-19 a través del uso de plasma sanguíneo de pacientes recuperados; promover protocolos para extracción y uso de plasma de pacientes recuperados de COVID-19 y estimular y promocionar la donación voluntaria de plasma sanguíneo por pacientes recuperados de COVID-19.

Finalmente, dentro del articulado de la ley se destaca el otorgamiento de licencia de dos días a los donantes, con pleno goce de haberes, sin reducciones de ningún tipo, ni pérdida de beneficios laborales, y especifica que los pacientes recuperados de COVID-19, que sean donante de plasma sanguíneo, serán reconocidos por la Función Legislativa con la distinción “Pedro Ignacio de Castro Barros”.

Sancor Seguros

Internet para todos
Osunlar
Apos