Deportes | 07 de AGOSTO de 2020 | 20:08

Champions League: Real Madrid y Juventus quedaron eliminados

Dos de los grandes candidatos al título debieron despedirse este viernes de esta edición. El City dejó afuera al conjunto dirigido por Zidane, mientras que el Lyon fue el verdugo del elenco italiano. Quedaron definidos los cuartos de final.

Una jornada por demás significativa tuvo la Champions League donde dos de los principales equipos con chances de adjudicarse la corona en esta temporada quedaron eliminados, en el retorno de la actividad.
Esta primera jornada, tras el párate por la pandemia dejó dos grandes sorpresas. El Manchester City superó por 2 a 1 al Real Madrid y avanzó a la próxima instancia, denominada el Final 8. En esa nueva fase de la máxima competencia europea también estará el Lyon de Francia, que eliminó a la Juventus de Italia pese a perder por 2 a 1, ya que a los franceses los benefició el gol de visitante.

 

El Manchester City sigue en carrera
El City aprovechó dos errores para eliminar al Real Madrid y clasificar al Final 8 de la Champions League. El equipo de Guardiola derrotó por 2-1 al de Zidane con goles conseguidos por dos fallos de Raphaël Varane y sacó boleto a Lisboa repitiendo el mismo resultado de su victoria en el Bernabéu
En el duelo más espectacular de la jornada que decretó el regreso de la UEFA Champions League tras la pausa provocada por la pandemia de coronvarius, se enfrentaron el pragmatismo del Real Madrid contra la estética del Manchester City en el Etihad Stadium. Allí en territorio inglés, el equipo de Pep Guardiola logró aprovechar los errores defensivos de su rival para repetir el 2-1 logrado en febrero en el Santiago Bernabéu y sellar su boleto hacia el Final 8 de Lisboa.
Todo comenzó con el Manchester City fiel a su esencia, ejerciendo una presión extremadamente alta pese a tener la ventaja en el resultado global, intentando recuperar el balón en el último tercio y tapando carriles de pase a un Real Madrid que buscaba variantes para no dividir el balón. De Bruyne iba sobre Toni Kroos y Gundogan arriba de Modric.
Recién iniciaba el juego, corría el minuto 9, cuando una de esas acciones de pressing hizo que Gabriel Jesús le robase la pelota a Raphaël Varane en el borde del área, sobre el sector derecho de la defensa merengue, y eso permitió a Raheem Sterling anotar su sexto gol en esta Champions para abrir el marcador.
Minutos después, tras una salvada in extremis de Casemiro, el elenco español casi logra empatar a través de una jugada construida por Eden Hazard y un remate bien colado de Karim Benzema, pero Ederson tapó el tiro de manera brillantemente y mandó el balón al tiro de esquina. Fue el aviso de lo que vendría en el minuto 28, cuando el delantero francés encontró un hueco en el área chica y cabeceó al gol un centro preciso de Rodrygo.
La primera mitad cerró con el elenco de Zidane un poco más aplomado, soltando Kroos para presionar en la salida de un City que acumulaba gente en los carriles interiores –cerrando a Walker, además de retrasar a Gundogan y Foden– para generar superioridad numérica y progresar con comodidad antes de activar a Sterling o Jesus en ataque.
Los Citizens comenzaron mucho más activos la segunda mitad y aproximándose con mayor peligrosidad, por lo que Zidane mandó al campo de juego a Marco Asensio –sacó a Rodrygo, un extremo puro– para tener mayor influencia por dentro y también a distintas alturas.
No obstante, las aspiraciones del elenco merengue volvieron a sucumbir por otro error de Raphaël Varane: el zaguero francés cabeceó con poca potencia el balón para cedérselo a Courtois y ese fallo fue aprovechado con mucha picardía por Gabriel Jesús, quien marcó el 2-1 en el minuto 68.
Allí Zizou decidió patear el tablero y en los últimos 10 minutos mandó al campo de juego a Luka Jovic, Federico Valverde y Lucas Vázquez en lugar de Carvajal, Modric, Hazard, mientras que Guardiola hizo ingresar a David Silva y Bernardo para no perder el control. Y así fue como el Manchester City logró sostener la ventaja para eliminar al vigente campeón de LaLiga y lograr la clasificación a los cuartos de final, donde enfrentará al Olympique de Lyon, que dio la sorpresa al eliminar a la Juventus.
La Liga de Campeones de Europa es el gran objetivo del equipo de Pep Guardiola, quien ganó esta competición con el Barça en 2009 y 2011, ya que esta temporada solo han alzado la Carabao Cup. Si bien el DT catalán ha perdido la Premier League ante el Liverpool y fue eliminado por el Arsenal en la FA Cup, sigue en carrera en el gran certamen europeo y ha eliminado, nada más y nada menos, que al club más ganador de la historia de esta competición.

 

La vecchia signora fuera de la Copa 
Juventus se despidió en los octavos de final de la Champions League ante Lyon a pesar del gran partido de Cristiano Ronaldo. El conjunto italiano se impuso por 2-1, pero los franceses hicieron valer el gol de visitante tras haber ganado por 1-0 en la ida. Los dirigidos por Rudi García se medirán ante el Manchester City por los cuartos de final en Lisboa
En un partido que mantuvo la incertidumbre hasta el final, Olympique de Lyon se deshizo de la Juventus y avanzó a los cuartos de final de la Champions League. Luego de ganar por 1-0 en el encuentro de ida, el elenco francés cayó por 2-1 en Turín pero hizo valer ese gol de visitante para sacar boleto a la fase final del certamen que se disputará a partir del próximo 12 de agosto en Lisboa. En la próxima instancia, los dirigidos por Rudi García se enfrentarán al Manchester City, que hoy eliminó al Real Madrid. 
Consciente de que estaba obligado a revertir la serie para avanzar, el último campeón de la Serie A salió decidido a hacerse de la pelota y a jugar en terreno rival con el objetivo de asistir a dos jugadores siempre peligrosos en el área como Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín. A pesar de que logró dominar las acciones, La Vecchia Signora no supo generar chances concretas y la apertura del marcador quedó del lado del Lyon.
Unos minutos antes de la conquista, Houssem Aouar había intentado con un disparo de afuera del área que el arquero Wojciec Szczęsny logró mandar al córner. Segundos después, el francés se metió a la carrera en el área y Rodrigo Bentancur se tiró al piso para marcarlo. El del Lyon cayó y el árbitro cobró penal. Aún cuando el VAR confirmó la infracción, las dudas quedaron instaladas respecto de si aquella acción del uruguayo había sido falta. Poco le importó eso a Memphis Depay, que se hizo de cargo de la pena máxima y picó la pelota para marcar el 1-0 que le daba una enorme tranquilidad al conjunto visitante cuando solo iban nueve minutos de partido.
Aún más apurados por marcar para seguir en carrera, Juventus siguió controlando las acciones. Sin embargo, Lyon era más claro y tenía más espacios cada vez que se hacía de la pelota. Los italianos pudieron encontrar el empate en una gran acción de Federico Bernardeschi, quien se escapó por la derecha con gran habilidad y eludió al arquero. Sin embargo, le taparon el disparo cuando decidió definir al arco en lugar de asistir a CR7 o Higuaín, que esperaban el centro atrás.
A partir de ese momento, Cristiano Ronaldo se convirtió en el gran protagonista del encuentro. Primero, con un cabezazo que se fue apenas por arriba del travesaño y, más tarde, con una serie de tiros libres que hicieron renacer la ilusión de su equipo. La primera ejecución pegó en la barrera y la segunda forzó una gran volada de su compatriota Anthony Lopes para mandar la pelota al córner. En la tercera, a los 40′, llegó una nueva polémica: el disparo pegó en el brazo de Depay -que se estaba cubriendo del impacto- y el juez sancionó el segundo penal de la noche. Además, amonestó al futbolista del Lyon. Finalmente, CR7 pateó con precisión desde los doce pasos y selló el 1-1 que encendió la esperanza de los dirigidos por Maurizio Sarri de cara a una segunda parte en la que se estaban obligados a dar todo de sí para alcanzar el gran objetivo. 
A los 15 minutos de la segunda parte, el portugués confirmó porqué, una y otra vez, es la carta ganadora del elenco turinés. Recibió cerca del área y sacó un remate al ángulo, inatajable para el arquero del conjunto francés. Con el marcador 2-1, Juventus vio más claras las chances de remontar la serie. Unos minutos después, Sarri decidió mandar a Paulo Dybala -recientemente elegido como el mejor jugador de la última temporada de la Serie A- a la cancha. A pesar de estar tocado en lo físico, el argentino saltó al campo de juego para intentar el gol de la clasificación.
La Joya entró, pero Cristiano Ronaldo seguía siendo amo y señor de las jugadas de peligro. A los 68, tras desahuciar a un rival a pura habilidad, sacó un centro que Higuaín mandó por arriba del travesaño. Minutos después, tras un córner ejecutado por Dybala, conectó de cabeza, pero su intento se elevó. El cordobés duró solo 12 minutos en cancha: sobre los 83′ se resintió de su lesión muscular y dejó su lugar para el ingreso de Olivieri.
Los últimos minutos fueron de tensión, pero Juventus ya no pudo torcer la historia y quedó eliminado del certamen de clubes más importante de Europa. Lyon celebró y ya prepara las valijas para viajar a Lisboa, donde se verá cara a cara con el Manchester City de Pep Guardiola.  
Es una incógnita lo que ocurrirá a partir de ahora con la Vecchia Signora. El entrenador Maurizio Sarri venía siendo seriamente cuestionado ya que, a pesar de haber logrado el Scudetto, el equipo no lograba encadenar buenos resultados. Tras caer en la final de la Copa Italia ante Napoli, había cosechado solo dos victorias en sus últimas ocho presentaciones en la Seria A (perdió cuatro juegos y empató los dos restantes). Esta eliminación no hace más que abonar los rumores sobre su posible salida del club.

Sancor Seguros

Internet para todos
Osunlar
Apos