La columna de Mattias Meragelman | 22 de NOVIEMBRE de 2020 | 07:11

¿Con qué sistema electoral se votará el próximo año?

El Gobernador ya le indicó a un grupo de funcionari@s que comiencen a trabajar en lo que será el sistema electoral. Por ahora no hay precisiones, pero la pregunta central es: ¿Las colectoras continuarán? Mientras tanto, el presupuesto 2021 trae una buena noticia para los salarios de l@s emplead@s públic@s. Por otra parte, hubo ruido político en la Legislatura provincial.  

¿Con qué sistema electoral votarán l@s riojan@s el próximo año? La pregunta todavía no tiene una respuesta contundente y es motivo de muchas especulaciones dentro del propio oficialismo y la oposición. 

Hace un par de semanas el gobernador Ricardo Quintela le indicó a vari@s de sus funcionari@s de primera línea y a algun@s diputad@s provinciales que comiencen a conversar con diferentes juristas locales y nacionales para delinear un nuevo sistema electoral. 

El tema –que ya había sido trabajado en el momento más crítico de la pandemia y que había incluido algún zoom con letrad@s nacionales – tomó más fuerza en las últimas semanas por la premura de contar con un mecanismo electoral vigente el próximo año, cuando se elijan 18 diputad@s provinciales (incluyendo l@s 8 de Capital) y dos diputad@s nacionales que aunque se votan con el sistema electoral nacional, está claro que al momento de abrir las urnas van atados a la estructura política que se genere a nivel local. 

A las pocas horas de ser electo el año pasado, el Gobernador le transmitió a su equipo de Gobierno tres premisas en relación al mecanismo electoral provincial: que no haya más colectoras (acuerdos de boletas que permiten que por ejemplo un/a candidat@ a diputad@ nacional lleve pegado en su boleta muchas listas diferentes de candidat@s a legislador@s provinciales), ley de paridad en los cargos electivos y limitar la reelección de diputad@s y concejal@s. 

La paridad ya es un hecho y estará vigente en las elecciones del 2021, los otros dos puntos son motivo de múltiples análisis.

“No queremos un parche, queremos un sistema electoral que salga consensuado con todos los protagonistas y que quede vigente por varias décadas. Vamos a tratar de sumar la opinión de varios especialistas y de marcar algo que sea diferente”, aseguran alrededor del mandatario provincial, en donde juran y perjuran que no existe un proyecto ya redactado. Lo mismo afirman en la Legislatura provincial.

Y es aquí donde empieza el debate político. 

Luego de vencer en las elecciones del 27 de octubre del año pasado, el quintelismo contuvo a todos los sectores internos del peronismo en la estructura del Gobierno, provocando que sean parte institucionalmente de la gestión en diferentes secretarías o ministerios. 

Aunque eso no se trasladó a la mesa de decisiones, en donde Ricardo Quintela se sigue apoyando centralmente en sus funcionari@s de mayor confianza, much@s de l@s cuales lo vienen acompañando desde hace varios años.

El problema político del oficialismo es que eliminar las colectoras implicaría que queden menos espacios disponibles dentro de la lista de postulantes. Por poner un ejemplo, en Capital solamente habría lugar para ocho candidat@s, de l@s cuales cuatro deben respetar la paridad (ser mujeres o de la disidencias sexuales). 

El año que viene se terminan los mandatos de l@s diputad@s Juan Carlos Santander, Elio Díaz Moreno, Gabriela Amoroso, Pedro Goyochea y Teresita Madera por mencionar algun@s. ¿Cómo hará el peronismo si no hay colectoras para contener a esos dirigentes y a los otros espacios del oficialismo que también quieren ganar terreno en los próximos comicios?      

La definición del sistema electoral no solamente implica con qué reglas se vota, delimita cuántos sectores podrán tener o no el aval de jugar dentro del paraguas protector del oficialismo.

En la “Casa de las Tejas” creen que a nivel nacional se terminarán suspendiendo las PASO y ello les daría más tiempo en el almanaque para determinar cuándo y cómo se votarán los cargos provinciales el próximo año. 

Desde el retorno de la democracia el peronismo impulsó la ley de lemas, la de lemitas, colectoras e internas partidarias en alguna lejana oportunidad del siglo pasado que incluyó al propio Quintela como candidato. Sin embargo, el oficialismo siempre terminó atando el sistema electoral a sus necesidades políticas internas y por ende debilitando al mecanismo institucional en su legitimidad social. 

En ese sentido, el quintelismo hoy tiene una oportunidad histórica: trabajar en reglas que salgan por consenso, que dejen atrás los propios intereses sectoriales y que sean duraderas en el tiempo. Un nuevo sistema electoral que no esté diseñado pensando en la coyuntura sería un gran paso.  

 


El presupuesto provincial 2021 establece que el aumento de sueldo a l@s estatales riojan@s estaría por encima del proceso inflacionario.


 

Una buena noticia para l@s estatales
Nadie lo quiere decir públicamente porque será el propio gobernador Ricardo Quintela quien lo anuncie en un tiempo más, pero la información es la siguiente: el presupuesto provincial 2021 incluye un aumento salarial para l@s estatales que estará por encima del proceso inflacionario. 

El esquema de gastos que la Cámara de Diputados de la provincia sancionó el jueves pasado determina –tal como lo hace la Nación- una suba estimada de los precios del 29% en el próximo año. 

“El aumento a los estatales está por encima de la inflación, aunque lo sancionado no precisa en cuántos tramos se paga”, afirman quienes conocen el contenido del presupuesto. Algun@s dicen que será cinco puntos por encima y otros llegan a afirmar que estará un diez por ciento por sobre la inflación estimada para el 2021.

En este país pronosticar la inflación es un oficio de alto riesgo y mucho más cuando no hay certezas de qué tipo de economía habrá en el 2021 de la mano de la finalización o no de la pandemia. 

Y el otro dato que no se debe pasar por alto, es la existencia de un 2020 en el cual l@s estatales riojan@s perdieron frente la inflación. Aunque todavía no se conoce la cifra final del aumento de precios de este año, en el mejor de los casos l@s emplead@s públic@s quedarán 15 puntos por debajo de la espiral inflacionaria. 

En este tema es importante agregar una referencia al costado institucional y el acceso a la información pública.

Es políticamente lógico que el Justicialismo guarde el dato del anuncio de la suba salarial para que el Gobernador lo haga público y obtenga el rédito político que esta medida positiva implica, pero no puede ser que la oposición no tenga acceso al presupuesto hasta pocas horas antes de ser sancionado e inclusive durante el debate legislativo l@s diputad@s de la oposición preguntaron de qué porcentaje era el incremento, porque no lo conocían. Es una desprolijidad que se viene repitiendo todos los años y que le quita calidad institucional al funcionamiento del sistema.  

¿Otra vez?
El diputado por “Juntos por La Rioja” Alfredo Brígido puso sobre la mesa un tema que nadie sabía públicamente: en la semana hubo ruido dentro del oficialismo en Diputados. 

"Hubo una diferencia de criterio que sucedió en la reunión de la comisión de presupuesto. Había una propuesta de un grupo de diputados sobre que ciertas partidas cambiaran el control o el manejo, que no las maneje más la Vicegobernadora, pero finalmente ese intento no prosperó", contó el legislador de la oposición en “Radio La Red”. 

El dato fue confirmado por vari@s protagonistas del propio oficialismo.

Desde antes de asumir en sus cargos, la vicegobernadora Florencia López y el Gobernador tienen un acuerdo político en el cual quedó claro que los SAF 1 y SAF 5 (es la denominación de la caja de los recursos financieros de la Legislatura provincial) estarían en manos de la ex intendenta de Arauco en su rol de máxima autoridad del Poder Legislativo. “No vamos a repetir los problemas de los últimos años”, se propusieron ambos dirigentes. 

Sin embargo, a mediados de esta semana algo pasó. 

En lo formal el problema era si uno de los SAF incluía en su nombre a la vicepresidencia primera que encabeza Teresita Madera, pero en lo político a nadie se le pasó por alto que fueron votos de diputad@s opositores los que terminaron imponiendo que los dos SAF quedaran en manos de Florencia López y no como querían otr@s legislador@s peronistas.

La relación personal entre la Vicegobernadora y el Gobernador sigue siendo muy buena y no está la “Casa de las Leyes” hoy en un proceso como el que le tocó vivir al ex vicegobernador Néstor Bosetti y la ex diputada Adriana Olima.  

Sin embargo, no existe ninguna posibilidad política de que l@s diputad@s peronistas hayan realizado la maniobra de esta semana sin que en la “Casa de las Tejas” estuvieran al tanto. En la Legislatura hubo movimientos políticos para que quede claro quién es quién, y esos movimientos siempre traen repercusiones en el tiempo.

Sancor Seguros

Internet para todos
Osunlar
Apos