Opinión | 02 de OCTUBRE de 2015 | 09:10

Viralizar para desinformar

Todos los medios de comunicación reciben pauta del  Estado, eso no implica que haya que acordar en todo sin posibilidad a disentir. 

A través de un tuit el secretario de Tierras, Ariel Puy Soria publicó el detalle de los montos que recibe Radio La Red por pauta publicitaria pero no usó la palabra pauta, puso “subsidio”. La publicación sin demasiada información es una constante a la que tiene acostumbrado el Gobierno. No dar información o brindarla de acuerdo a ciertos intereses. Sobran los ejemplos de la manipulación de la información pública. Es así, que ni siquiera asiste a La Rioja un ley de Información Pública, cajoneada en la Legislatura.  Todos los medios de comunicación reciben pauta del  Estado, eso no implica que haya que acordar en todo sin posibilidad a disentir. 

La idea es que el Estado somos todos y el dinero la administra un Gobierno que debe repartir en forma obligatoria pauta publicitaria. El sentido común diría, entonces, que el reparto debería ser equitativo pero también,  hasta dudando del sentido común,  se puede pensar que es discrecional dependiendo de “la vocación de servicio”.  Sin ánimo que caer en argumentos ingenuos está legitimado que las críticas fundamentadas implican amedrentamiento o campaña en contra.Visto que maneja información puede mostrar a lo mejor el financiamiento de campañas o toda acción de gobierno que marquen criterios de transparencia.

La información pública es parte de algo más preocupante. Preocupante para algunos, indiferente para otros. Puy Soria arremete en forma equivocada  a raíz de un comentario del patrimonio de los funcionarios.  ¿Ariel Puy Soria, en cumplimiento de la Ley de Ética Pública, presentó su declaración jurada?.  Y la pregunta va hacia todos los funcionarios que se mantienen o por decisión política o por el voto popular  con funciones dentro del Estado que no es sinónimo de gobierno.  Se trata de una norma amplia que no se cumple en el abuso de las mayorías y también en el desinterés de la ciudadanía.  Por eso me interpelan algunas cuestiones sobre un Estado no parece que solo algunos dan las explicaciones.  ¿Todos los funcionarios presentan declaraciones juradas?; ¿Se puede conocer toda la política expropiatoria del Gobierno?;  ¿Cómo funciona el sistema de ONG en el manejo de los fondos públicos?.  Y así uno puede hacer una lista.

De la misma manera que el Puy Soria puede contar con información en forma rápida, puede también brindar explicaciones sin caer en esa falsa extorsión que intenta dejar sentado que cada uno se vende al mejor postor. Puede pasar, pero no es en todos los casos.  La Pauta es para todos y el Estado no es para algunos.

Cristian Machado - Director de Radio La Red

sidiunlar